Alonso zanja el maleficio de Canadá con un victoria impecable

Raikkonen perdió la segunda posición en favor de Michael Schumacher en la última vuelta

Raikkonen perdió la segunda posición en favor de Michael Schumacher en la última vuelta

Fisichella le concedió emoción a la carrera desde el principio. El italiano estuvo a punto de calar su Renault en la salida porque se precipitó soltando el embrague y perdió su posición en beneficio de Kimi Raikkonen. Justo por detrás de ambos, Montoya y Rosberg se le colaron a Michael Schumacher que se vio en la séptima posición debido a la gran agresividad con la que comenzaron sus perseguidores. Sin embargo, esa misma agresividad terminó por favorecer al de Ferrari. Instantes después, el alemán de Williams y el colombiano de Mc Laren chocaron. Rosberg, abandó en el instante y Montoya acudió a boxes mientras el Safty Car se ponía al frente del pelotón. Pero cuando la carrera se relanzó Schumacher ya ocupaba la cuarta plaza y el Mc Laren de Montoya ya estaba tocado, y finalmente se detuvo. Además, Fisichella fue penalizado por su afán de salir antes de tiempo con un “drive trroug”, por lo que debió de cruzar la meta por la calle de boxes en la vuelta siguiente. Schumacher se situaba cuarto.


El duelo con Raikkonen


Pero sin duda el verdadero duelo de carrera que iba a ser la constante casi hasta el final  de la misma ya estaba servido. Raikkonen estaba a rebufo de Alonso e incluso le llegó a enseñar el morro de su monoplaza a final de la recta anterior al paso por meta. Alonso aguantó la presión del escandinavo hasta que entró en boxes.


A Raikkonen le quedaban dos vueltas en cabeza y sin tráfico para intentar recortarle la poca distancia que le tenía Alonso, parar e intentar salir delante. Pero la desgracia que rodea al finlandés volvió a jugarle otra mala pasada. Inexplicablemente Kimi tardó más de 12 segundos en su repostaje y Alonso aumentó la diferencia en esa primera parada.
Después, el duelo prosiguió en las vueltas siguientes con ambos pilotos dando el máximo en cada curva. Los dos probaron el césped de Canadá y se sucedieron las vueltas rápidas de ambos, pero siempre con ese colchón de segundos a favor del español. Después, la segunda parada resultó definitiva. Raikkonen caló el coche en boxes y su parada se alargó hasta los 14,5 segundos. El duelo había terminado, ahora Schumacher era la amenaza.


Schumacher termina segundo


A quince vueltas para el final, Fernando saboreaba su victoria (la tercera consecutiva saliendo desde la “pole” y mandando durante toda la carrera). El asturiano preguntó por la radio a cerca de las posiciones de Raikkonen y de Schumacher, para ver cuanto aumentaría la diferencia con Michael en el mundial de terminar así. Villeneuve a falta de diez vueltas decidió darle un pequeño susto a la afición española. Su accidente provocó la vuelta a pista del Safty Car, lo que dejaba la distancia de Alonso reducida a nada. Pero Alonso se comportó una vez más como un piloto experto. Se aprovechó de que entre él y Raikkonen había dos doblados y aceleró de forma sorprendente antes de cruzar la línea de meta, cuando el safty car se retiró, y al pasar por la línea de meta ya aventajaba en tres segundos a sus perseguidores. Una genialidad que le llevó directo a la decimoquinta victoria de su carrera.
Por detrás, Schumacher logró su objetivo. Se aprovechó de un problema de Kimi en la penúltima curva, en la última vuelta para cruzar la meta segundo, perdiendo el mínimo tiempo posible con respecto a Alonso, que marcha con paso firma hacia su segundo campeonato del mundo.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba