Alonso y Hamilton: vidas cruzadas

Los dos comenzaron a pilotar karts de niños, el asturiano a los 3 años, mientras que el inglés empieza a correr con 7 y ambos sobresalieron desde el principio, ahora se han cruzado en el mismo equipo y ninguno va a ceder en su ambición por hacerse con el título de campeón.

Los dos comenzaron a pilotar karts de niños, el asturiano a los 3 años, mientras que el inglés empieza a correr con 7 y ambos sobresalieron desde el principio, ahora se han cruzado en el mismo equipo y ninguno va a ceder en su ambición por hacerse con el título de campeón.

Fernando Alonso, 26 años, nace el 29 de julio de 1981 en Oviedo (España)


Lewis Hamilton, 22 años, nace el 7 de enero de 1985 en Tewin Wood (Inglaterra)


Los dos comenzaron a pilotar karts de niños, el asturiano a los 3 años, mientras que el inglés empieza a correr con 7. Hamilton brillaba en las competiciones de karting ya con 10 años y a los 11 se acercó a Ron Dennis, patrón de la escudería McLaren, en una competición oficial, para pedirle un autógrafo y preguntarle si podria pilotar para él algún día. Dennis le dedica el autógrafo con un: “Llámame dentro de nueve años” y su número de teléfono. Pero no hizo falta. Fue Ron Dennis quien llamó tres años más tarde a Hamilton, cuando ya contaba con tres títulos de karting, para incluirlo en el Programa de Promesas de McLaren.


Por su parte, Alonso ganó todo en diferentes categorías de karts: fue tricampeón de España, subcampeón de Europa y campeón del mundo en 1996. Dos temporadas después aparecerá un personaje fundamental en la carrera de Fernando, el ex piloto valenciano de Minardi en la fórmula 1, Adrián Campos, que se convertirá en su sombra y mánager. Campos conocía y seguía su trayectoria minuciosamente, le siguió desde niño. Con 14 años, le fichó como sustituto de Marc Gené en la fórmula Nissan: consiguió 9 pole position, 8 vueltas rápidas y 6 victorias, lo que le dio el título de campeón Euro Open Movistar. Pasó después por la Fórmula 3000 y su exitoso debut le situó como una clara promesa para la Fórmula 1, en la que debutó como probador de Minardi -la escudería menos competitiva-, en el Gran Premio de Australia de 2001.


Tras la experiencia con Minardi, Flavio Briatore, dueño de Renault, por el que había fichado para cinco años, le llamó de Minardi, donde estaba cedido, para ejercer durante todo el año 2002 como probador de la marca francesa. En 2003 es piloto oficial de Renault y pronto se consolida como la revelación del campeonato.


El 22 de marzo, se convierte en el piloto más joven en lograr la pole position, en el Gran Premio de Malasia, donde además, con su tercer puesto, fue el primer piloto español en subir al podio. Consiguió esa pole a los 21 años, 7 meses y 22 días, superando ampliamente a quien ostentaba el récord, Rubens Barrichello (22 años, 3 meses y 5 días) o a campeones como Jackie Ickx (23 años, 8 meses y 3 días), Ayrton Senna (25 años y 1 mes) y Michael Schumacher (25 años, 4 meses y 12 días).


Y llegó Hamilton, que si no ha batido el récord de edad al obtener su primera pole, sí se ha puesto a la cabeza en el ranking de lograr subir al podio en sus tres primeras carreras y sobre todo, en ese otro de precocidad, pues se ha convertido en el más joven en conseguir el liderato del Mundial en su debut.


El 24 de noviembre de 2006 año saltó la noticia de que Hamilton sería el primer piloto de color en competir con un monoplaza. Formaría equipo con Fernando Alonso en la escudería Mc Laren, y De La Rosa seguiría siendo piloto de pruebas. Llegaba del equipo ART Grand Prix de GP2 Series, donde mostró su eficiencia: en el Gran Premio de Europa, ganó las dos carreras, siendo el segundo piloto (tras Nico Rosberg) en hacerlo y ganó en Mónaco saliendo desde la pole. En Silverstone, Lewis se superó y consiguió su segundo doblete, convirtiéndose así en el primer piloto en la historia de la GP2 en lograrlo.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba