Alonso: El tiempo pone a cada uno en su sitio

El nuevo campeón del mundo recordó en rueda de prensa las dificultades superadas

El nuevo campeón del mundo recordó en rueda de prensa las dificultades superadas

Sao Paulo, 22 oct. (COLPISA, José María Rubio). Fernando Alonso volvió a proclamarse campeón en el mismo circuito que el año pasado, el de Interlagos, aunque en 2005 todavía quedaban dos grandes premios para que finalizara la temporada. En esta ocasión, Alonso , con su habitual sangre fría, supo afrontar la última carrera del año con la cabeza en su sitio, sin arriesgar. Sin embargo, no sólo pensó en él, sino también en su equipo. Sabía que con ser octavo le bastaba para revalidar la corona, pero quiso ir más allá. Terminó segundo y ello permitió que Renault también se llevase el título.


“Ha sido un día muy, muy especial”, reconoció el piloto español, que mostró en su rostro una gran alegría y la liberación de muchas tensiones vividas durante un largo año. Alonso tuvo en sus palabras el agradecimiento al equipo Renault, que le ha ayudado para conseguir su segundo título. “Creo que teníamos una carrera relativamente fácil, pero había que rematarla. Quiero dar las gracias a todo el equipo por el tremendo esfuerzo que han hecho estos años. Es mi última carrera con Renault, y ¡qué mejor manera de salir por la puerta grande, con los dos campeonatos del mundo!”, exclamó el ovetense.


“Doy las gracias a todo el equipo de pruebas, pilotos probadores, Fisichella, Flavio (Briatore)… Y a todo el mundo que ha estado siempre conmigo”, destacó el español.


El asturiano recordó también con gran alegría la victoria conseguida este año en el circuito de Montmeló: “Los mejores momentos del campeonato los viví en Barcelona, cuando gané la carrera con todo el público español allí, y hoy la emoción también es muy fuerte”.


Sin embargo, tampoco olvidó lo dura que ha sido para él la temporada, sobre todo por las decisiones injustas de la FIA. “Creo que se ha hecho justicia. El tiempo pone a cada uno en su sitio”, sentenció. “En momentos difíciles y con decisiones incomprensibles, nos mantuvimos unidos, fuertes, y creo que he aprendido una importante lección este año, que es que el juego limpio y la educación va por delante de todo en el deporte, en todos los deportes, y más en la Fórmula 1”. “Tengo que dar las gracias a Michelin y a Renault por hacerme ver las cosas claras y por la manera de afrontar las carreras que han tenido este año. Al final, el tiempo pone a cada uno en su sitio. Somos campeones y se lo merecen todo. Mis compañeros y mi gente”, concluyó el flamante bicampeón del mundo.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba