Alonso busca el liderato

El mundial llega a Hungaroring al rojo vivo, con Alonso a sólo dos puntos de su compañero Hamilton tras recortarle diez en el G.P. anterior y con el pique entre Mc Laren y Ferrari alcanzando su punto más álgido

El mundial llega a Hungaroring al rojo vivo, con Alonso a sólo dos puntos de su compañero Hamilton tras recortarle diez en el G.P. anterior y con el pique entre Mc Laren y Ferrari alcanzando su punto más álgido

Adrián R. Huber Budapest, 2 ago (EFE).- Fernando Alonso, que hace dos domingos logró su tercera victoria de la temporada al ganar el Gran Premio de Europa, en el Nürburgring alemán, buscará un nuevo triunfo que le colocaría matemáticamente al frente del Mundial 2007 de Fórmula Uno, liderato al que apunta también desde otras opciones. El doble campeón del mundo, que el pasado domingo celebró su vigésimo sexto cumpleaños en su Oviedo natal -con sus seres queridos y, por primera vez en mucho tiempo, lejos de un circuito-, llega al Hungaroring, donde se correrá el undécimo de los 17 Grandes Premios del Mundial, a sólo dos puntos del líder, su compañero británico Lewis Hamilton, que manda en la clasificación con 70.

Hamilton, el mejor “producto” imaginable para un negocio multimillonario como la Fórmula Uno -por la combinación de talento, juventud, nacionalidad y raza- es, de momento, el mejor “rookie” o debutante de la historia de la categoría reina del gran motor. Pero, a pesar de su liderato y de contar ya dos victorias en su hoja de servicios -las del periplo norteamericano-, Hamilton no ha logrado batir los récords de precocidad en ganar una carrera, en salir de la “pole” o subir al podio, que aún tiene un Alonso que desea recuperar el mando en el circuito en el que logró su primer gran éxito, hace cuatro años, cuando se convirtió en el piloto más joven -y único español- de la historia en anotarse un Gran Premio. Para ello necesita reafirmar su condición de “uno” dentro de su propia escudería, que le contrató para traerse ese número de la Renault, para la que Fernando ganó los títulos de 2005 y 2006. Alonso, vencedor también en Malasia y Mónaco, desea ganar en Hungría su cuarta carrera de la temporada -la cuarta con McLaren Mercedes- para convencer a su patrón, Ron Dennis, de que es su principal opción con miras a recuperar un título que las “flechas de plata” no capturan desde 1999, merced al finlandés Mika Hakkinen. Y que es él quien debe frenar un hipotético avance de los pilotos de Ferrari, que ocupan el tercer y el cuarto puesto -de un campeonato salpicado por una rocambolesca controversia judicial, derivada de un presunto caso de espionaje- con el brasileño Felipe Massa (59 puntos) y el finés Kimi Raikkonen (52), único, junto al asturiano, que ha ganado tres veces este año. No lo tendrá fácil Alonso, que hasta ahora ha chocado con la inesperada irrupción de Hamilton -para algunos el “Tiger Woods” de la disciplina-, a quien muchos señalan como el “ojito derecho” de Dennis, cuya filosofía en las carreras no parece ser del total agrado del bicampeón mundial.

Conjeturas al margen, los números cantan: Alonso -con un triunfo más que su compañero- será líder si gana el Gran Premio de Hungría. Y también pasará a comandar la general si suma dos puntos más que Hamilton, cualquiera que sea la clasificación de éste. El año pasado, el inglés Jenson Button obtuvo en el Hungaroring -de 4.381 metros, al que el domingo está previsto que se den 70 vueltas, para completar un recorrido de 306,6 kilómetros- la única victoria en las 129 carreras que ha disputado, en una prueba en la que el español Pedro de la Rosa, probador de McLaren Mercedes, logró su mejor clasificación, al acabar segundo. Una carrera en la que Alonso se exhibió bajo la lluvia, firmando los momentos más espectaculares de la temporada, antes de tener que abandonar al salirse una tuerca mal colocada en su rueda trasera derecha cuando circulaba en primera posición. Toro Rosso y Spyker, dos de las “cenicientas” de la parrilla, presentarán nuevo piloto en Hungría.

La filial de Red Bull anunció la entrada del alemán Sebastian Vettel, que sustituyó al accidentado polaco Robert Kubica en Indianápolis y logró un meritorio punto para BMW. Vettel, de 20 años, una de las grandes promesas de la categoría, reemplazará al estadounidense Scott Speed, que hasta el último Gran Premio formó junto al italiano Vitantonio Liuzzi “la pareja de pilotos más tarados (sic)” que nunca había visto en F1 el austríaco Gerhard Berger, copropietario de la escudería. Spyker, que alineó a Markus Winkelhock -hijo del fallecido Manfred- en Nuerburgring, informó que el volante será a partir de Hungría para el nipón Sakon Yamamoto, que retorna a la máxima categoría. En un circuito en el que es muy difícil adelantar si no llueve, por lo que puede ser decisiva la calificación del sábado.

Toda la información de la Fórmula 1 en nuestro especial

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba