Alonso añade una nueva joya a su corona

Schumacher, que salió último terminó quinto y Raikkonen volvió a romper motor

Schumacher, que salió último terminó quinto y Raikkonen volvió a romper motor

Javier García-Ochoa Montecarlo, 28 may (EFE).- Fernando Alonso (Renault) ha añadido una nueva joya a su corona al imponerse ésta tarde en el Gran Premio de Mónaco, el más prestigioso del Campeonato del Mundo de Fórmula Uno, que ha dominado de principio a fin. Partido desde el primer puesto de la formación de salida, después de que en la noche de ayer los comisarios deportivos relegaran al alemán Michael Schumacher (Ferrari) al último puesto de la formación de salida por detener su coche en medio de la pista, Alonso se ha situado en el primer puesto al darse la salida y tan solo durante una vuelta, en su primer repostaje, ha cedido el liderato.


En un estado donde el juego es una de las principales fuentes de ingresos es el juego, Fernando Alonso ha tenido además suerte, con la retirada de sus principales rivales de ésta tarde, el finlandés Kimi Raikkonen (McLaren) y el australiano Mark Webber. Webber se situaba segundo al darse la salida, pero al iniciarse la segunda vuelta, en la subida de la avenida Ostende que lleva al Casino, Raikkonen protagonizaba un espectacular adelantamiento sobre el australiano y se iba a convertir en la sombra de Alonso. La diferencia entre el Renault y el McLaren era de medio segundo, su ritmo era informal y por detrás solo aguantaban Webber y el colombiano Juan Pablo Montoya (McLaren), mientras que el brasileño Rubens Barrichello (Honda), quinto marchaba a casi medio segundo. Sorprendentemente Raikkonen fue el primero en detenerse a repostar y cambiar neumáticos en la vuelta veintidós y Alonso adelantó el suyo dos vueltas después, porque comenzaba a tener problemas con los neumáticos traseros y porque estaba a punto de doblar al brasileño Felipe Massa (Ferrari) y eso podía hacerle perder tiempo. Después de la primera parada Alonso, Raikkonen, Webber y Montoya seguían pegados y mantenían su ritmo infernal que les llevaba a doblar al resto de los pilotos en la vuelta 47 de las 76 de que constaba la carrera y ésta se podía decidir en la segunda parada para repostar y cambiar neumáticos.


Pero los acontecimientos se iban a precipitar una vuelta después, cuando Webber, en el lugar donde le había adelantado Raikkonen, avenida Ostende, se detenía con el motor roto y el director de carrera neutralizaba la misma con el coche de seguridad, momento que aprovecharon para realizar la segunda y definitiva parada Alonso y Raikkonen que emplearon el mismo tiempo 23,5 segundos y dejaba las cosas como estaban. Sin embargo, ésta neutralización iba a resultar fatal para Kimi Raikkonen que detrás del coche de seguridad, al ir a baja velocidad, su coche no recibía suficiente aire fresco y los cables que se quemaron el pasado jueves en los entrenamientos libres, volvieron a arder en el descenso hacia el puerto. Esta vez fue Raikkonen, no tuvo el finlandés que forcejear con el bombero, sino huir de él, porque comenzó a disparar su extintor contra el habitáculo y tuvo que dejar caer el coche por la cuesta para poder respirar. En tan solo dos vueltas, Alonso veía despejado su camino hacia la victoria, ya que tras él, Montoya, al liberarse la carrera, quedó descolgado a quince segundos y no representó ninguna amenaza. Las últimas vueltas si que fueron un paseo para Alonso, que además dejó que Michael Schumacher y Giancarlo Fisichella (Renault) se desdoblaran, mientras que el tercer puesto iba a cambiar de manos en las últimas vueltas.


Primero Barrichello era sancionado con pasar por la calle de boxes, por exceso de velocidad en la misma en su segunda parada, y luego el italiano Jarno Trulli (Toyota), vencedor hace dos años, rompía el motor y dejaba al británico David Coulthard (RBR) el tercer puesto en el podio junto a Alonso y Montoya. Si ayer Michael Schumacher mostró su peor cara en la sesión de clasificación, hoy ha sido el anverso de la medalla como piloto. Salía desde boxes y a pesar de la dificultad de los adelantamientos ha remontado desde la vigésimo segunda hasta la quinta, en una carrera en la que solo ha habido cinco abandonos. Después de su éxito de ésta tarde Fernando Alonso, que ha ganado cuatro de las siete carreras disputadas y en las otras tres ha sido segundo, aumenta su ventaja sobre Michael Schumacher y a 37 sobre Fisichella y Raikkonen y dentro de poco podrá comenzar a hacer cuentas sobre cuándo puede ganar su segundo título mundial.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba