Noticia

Alonso: “Ahora hay que rematar el trabajo“

Ampliar

19 de octubre, 2006

EL piloto de Renault confía en proclamarse campeón del mundo en Brasil donde está siendo muy arropado por el público

EL piloto de Renault confía en proclamarse campeón del mundo en Brasil donde está siendo muy arropado por el público

Sao Paulo, 19 oct (EFE).- Fernando Alonso (Renault), que afronta el Gran Premio de Brasil, último del Mundial de Fórmula Uno, con diez puntos de ventaja sobre el alemán Michael Schumacher (Ferrari), comentó hoy en el circuito de Interlagos que lo que ahora toca es «rematar el trabajo».


«Estamos en una posición soñada. Si antes del Gran Premio de Japón me dicen que en Brasil nos iba a bastar con acabar entre los ocho primeros, sería como para despertarnos de un sueño», dijo Alonso. «No se puede negar que lo tenemos de cara, pero yo no me fío. Le he dado tantas vueltas a la carrera que ya, pase lo que pase, lo voy a tener muy digerido cuando termine la prueba. Puede pasar cualquier cosa», comentó el español. Alonso también ha pensado en la posibilidad de no ganar: «un uno por ciento de mis pensamientos está en que es posible que no gane; pero los otros pensamientos son muy positivos». «Este es un fin de semana en el que hay que tener más concentración de lo normal. Cualquier error se pagaría muy caro. Yo creo que lo que hay que hacer es tratar de acabar en el podio. Pero si la carrera no va de la mejor manera, terminar octavo sería ideal».


Alonso cree que este año tiene la misma presión que en 2005, cuando en Brasil también se jugó el título: «No creo que cambie. La única diferencia es que el año pasado aún quedaban dos carreras por delante y ahora es la última del campeonato». «Lo cierto es que este año la concentración y la motivación también es máxima, sobre todo porque el sueño vuelve a estar muy cerca de las manos. Gracias al resultado de Japón estoy aquí con opciones claras de ganar el título, pero ahora hay que rematar el trabajo», dijo el español.


A la pregunta de si tiene el mismo valor el título de pilotos y el de constructores, Alonso fue rotundo: «Para las marcas, y en términos de publicidad, el campeonato de constructores es importante, pero lo cierto es que nadie recuerda quien lo ganó hace diez años. En las vallas de publicidad sólo se ve mi cara y la de Michael (Schumacher); no salen ni Renault ni Ferrari; aparecemos los dos que nos jugamos el campeonato».


El piloto español no cree que haya «juego sucio» en la carrera decisiva: «La verdad es que eso no me preocupa porque estoy convencido de que cada piloto querrá acabar de la mejor manera posible el campeonato, y buscarán el mejor resultado posible. Será una carrera absolutamente normal». Al hablar del motor que utilizará en el circuito de Interlagos, diferente al que llevará su compañero de equipo, el español comentó: «Yo llevo el mismo tipo de motor que en las dos últimas carreras, con una ligera evolución. Además, no creo que haya diferencias significativas respecto al de Giancarlo; no creo que llegue a una décima». «El equipo ha pensado en una estrategia para tratar de acabar los dos coches en el podio, como sucedió en China y en Japón», señaló.


Alonso comentó que desde que acabó el gran premio de Japón no ha seguido preparación especial alguna: «No quería lesionarme; así que he estado descansando y relajándome para llegar a esta cita de la mejor manera posible». El asturiano comparó el duelo que en 2005 protagonizó con Kimi Raikkonen (McLaren-Mercedes) y el de este año, con el alemán Michael Schumacher (Ferrari): «Han sido totalmente diferentes. El año pasado adquirí una ventaja que pude ir manteniendo gracias a los problemas mecánicos de McLaren». Sobre sus mejores y peores recuerdos de la temporada que está punto de acabar, Alonso dijo: «Lo mejor fueron mis primeros triunfos en los grandes premios de España, que es el de mi casa; Mónaco, Gran Bretaña y Japón; y los peores recuerdos son las penalizaciones que he recibido durante la temporada».


Al hablar de su futuro como piloto de McLaren-Mercedes, Alonso dijo: «Yo me pregunto las mismas cosas que todo el mundo. En 2004 el equipo no estuvo muy bien, en 2005 fueron los mejores sobre la pista, y este año han vuelto a bajar. Espero que en 2007 vuelvan a ir hacia arriba». «Lo cierto es que hay que esperar a disponer del coche para 2007. Hasta ese momento no se puede decir nada. Habrá una nueva reglamentación, sobre todo en cuestión de neumáticos, y hay que ver cómo se adapta el nuevo coche», agregó.


Para Fernando Alonso, Brasil es un lugar especial porque el año pasado ganó el campeonato, y lo seguirá siendo éste, tanto si gana el Mundial como si lo pierde. «Si ganó tendré dos buenísimos recuerdos, y si el domingo pierdo, seguirá siendo un gran premio especial, pero porque me traerá malos recuerdos». Alonso, que en el Gran Premio de Japón llevó como amuleto una hucha con forma de gato a la que bautizó como ’Arigato’ (gracias en japonés), ha asegurado que en Brasil no lleva objeto de la suerte alguno. Durante la rueda de prensa oficial del Gran Premio, el brasileño Rubens Barrichello (Honda) le entregó en broma una botella de agua vacía.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche