Alonso a tres décimas de Hamilton

La confianza de la escudería francesa en la capacidad de Fernando Alonso para preparar el monoplaza es máxima y el R28 evoluciona a pasos agigantados, si bien presenta dificultades a la hora de calentar los neumáticos.

La confianza de la escudería francesa en la capacidad de Fernando Alonso para preparar el monoplaza es máxima y el R28 evoluciona a pasos agigantados, si bien presenta dificultades a la hora de calentar los neumáticos.

La sensación es positiva. Lo dice la cara y la expresión de Fernando. Y en estos casos, Alonso es un magnífico pulsómetro. El mejor de los baremos. Atrás queda el gesto cariacontecido de su época en McLaren.


Aún es pronto para lanzar las campanas al vuelo pero la progresión constante de Renault, puede afirmarse, es un hecho a estas alturas. Es una sensación que se palpa en el ambiente. Este fin de semana en Barcelona, record de asistencia en una sesión preparatoria con 55.000 fanáticos presentes en las gradas de Montmeló.


El R28 evoluciona y evoluciona. Tomando como referancia tandas largas de diez vueltas, el asturiano ha rodado en el circuito catalán tan sólo tres décimas por debajo de lo que lo ha hecho Hamilton. La distancia en Cheste era de cuatro. Una décima que supone muchos metros de distancia por vuelta, más aún si se tiene en cuenta que Montmeló es un pista más larga y veloz que la del circuito valenciano.


Así, la moral sigue subiendo en la escudería francesa mientras el inglés no deja de referirse al asturiano. La puesta a punto del R28 se está produciendo en condiciones óptimas y la comunicación entre Fernando y los ingenieros del equipo es constante. En cada vuelta, el ovetense sintoniza por radio con el ingeniero de pista Dave Greenwood. La simbiosis es positiva. Para el monoplaza y la sonrisa de Alonso.


No calienta bien las ruedas


Durante el fin de semana se ha estado trabajando especialmente en los reglajes, del gusto de Fernando Alonso pero que no acaban de agradar a Nelsinho Piquet. Aún así, el punto flaco del R28 se aprecia en el arranque inicial de las tandas largas. El monoplaza no calienta bien los neumáticos Bridgestone y es ahí donde estriba la diferencia con Ferrari y Mclaren, sensiblemente más veloces en las tres primeras vueltas de tandas de diez. Después, Fernando recorta la diferencia hasta esa media de tres décimas por vuelta. Pero ojo, a día de hoy el Renault tendría problemas en las calificaciones.


El binomio con Renault progresa adecuadamente. El asturiano se fue de Barcelona muy satisfecho con los progresos realizados: “Cada día estoy más feliz con el R28, han sido unas jornadas muy útiles”. Y cabe recordar que Fernando es uno de los pilotos del circo de la Fórmula Uno que más se implica y está más capacitado para poner a punto un monoplaza. Lo bueno es que Briatore lo sabe y en Renault le dejan hacer. La confianza en Fernando, que no volverá a rodar hasta el próximo 13 de febrero en Jerez, es máxima, y es que los franceses tienen claro cuál es su caballo de batalla ganador. 

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba