Alemania podría prohibir los diésel en sus ciudades

Alemania podría prohibir los diésel en sus ciudades

20 febrero, 2018

Con los niveles de partículas disparados en ciudades como Duesseldorf o Stuttgart, los NOx también en cifras muy superiores a las recomendables y el nuevo cambio de gobierno en Alemania, el motor de Europa decide este jueves sobre el futuro de las mecánicas diésel, que podrían desaparecer de las ciudades por decreto.

Media Europa está en guerra contra los coches diésel. Madrid prohibirá circular en 2025 a los anteriores a 2006 que no cumplan la Euro4, París y Atenas harán lo mismo. En Londres prefieren hacer caja y obligan a pagar unos peajes desorbitados por hacerlo y este jueves se decide si también Alemania prohíbe los diésel en sus principales ciudades.

El hecho es que en capitales como Duesseldorf o Stuttgart, los niveles de partículas y NOx están completamente desmadrados y las sucesivas normas cada vez más severas para que los fabricantes hagan motores más limpios no han servido para nada en su objetivo principal: reducir las emisiones.

Pese a las sucesivas entradas en vigor de las normativas Euro4, Euro5 y Euro6, los niveles de contaminación no se han reducido de la manera que se esperaba. De hecho, éste ha sido el principal indicio que ha llevado a sospechar sobre si realmente los automóviles estaban cumpliendo con las emisiones oficiales y ha sido uno de los argumentos que ha llevado a destapar el escándalo sobre las emisiones de los motores trucados por Volkswagen y que cada vez está salpicando a más fabricantes.

Se calcula que alrededor de 15 millones de coches diésel circulan en Alemania y en nada menos que 90 de sus ciudades las alertas de contaminación están disparadas. Por ello, este jueves se tomará una decisión sobre qué hacer y todo apunta a que los coches diésel serán los peor parados.

El sector teme un desplome de los precios de los coches diésel

Con este escenario es evidente que el precio de los coches diésel podría caer en picado. Esto supondría unas pérdidas de más de 1.600 millones de euros y afectaría más directamente a aquellos fabricantes que más han apostado por este tipo de mecánicas: PSA (Citroën, DS y Peugeot), Renault, Mercedes-Benz, BMW y grupo Volkswagen (por ese orden).

De todos modos, el mayor problema, como siempre, será para los ciudadanos. Si no se toman medidas, acabaremos envenenados y, si se toman, nos costará muchísimo dinero.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba