Noticia

AirCar, así es el coche volador que realmente vuela

2 fotos

Ampliar

14 de noviembre, 2020

El AirCar es un vehículo que puede ser transformado de un coche a un vehículo aéreo en menos de 3 minutos y ha demostrado que vuela.

El coche volador AirCar, desarrollado por la empresa eslovaca KleinVision, ha realizado con éxito su primer vuelo de prueba. En un video, publicado por la propia compañía, se aprecia la transformación del coche en una especie de avioneta en apenas tres minutos y, posteriormente, es capaz de alcanzar la velocidad suficiente para despegar.

Según KleinVision, despegó y aterrizó dos veces con éxito en el aeropuerto de Piestany en Eslovaquia.

De coche a avión en apenas 3 minutos

<span style=En 2017, un coche volador, el Aeromóvil, recibió mucha atención por parte de los expertos y una serie de inversores. Su inventor y diseñador original, Stefan Klein, había dejado la empresa un poco antes para trabajar en otro proyecto: el AirCar." >

2 fotos

Ampliar

El AirCar es un vehículo que puede ser transformado de un coche a un vehículo aéreo en menos de 3 minutos. Así, con alas retráctiles y superficies de cola plegables, el AirCar puede funcionar tanto en la carretera como en el cielo, a diferencia de algunos eVTOLs (aeronaves eléctricas de despegue y aterrizaje verticales) que no pueden ser conducidos como vehículos terrestres.

“Con el AirCar el conductor llegará a su destino sin la molestia de tener que hacer autostop hasta el aeropuerto y pasar por la seguridad comercial, la persona puede conducir su AirCar hasta el campo de golf, la oficina, las tiendas o el hotel y aparcarlo en un aparcamiento normal”, explica Anton Zajac, cofundador, inversor y piloto de Klein Vision.

Según la empresa, en sólo 18 meses ha logrado desarrollar un prototipo de vuelo completamente funcional.

Equipado con un motor BMW de 1,6 litros de 140 CV, el vehículo pesa 1.100 kilos y, con los dos asientos disponibles ocupados, puede llevar 200 kilos más. Según los datos técnicos, el coche tiene una autonomía de 1.000 km, con un consumo de 18 litros. La velocidad de la máquina en vuelo es de 200 km/h y necesita una distancia mínima de 300 metros para despegar.

Este elemento puede ser la clave para que triunfen los coches voladores

El mecanismo de despliegue y retracción de las alas y la cola es bastante llamativo, convirtiendo el coche en un avión. La cabina, que ofrece espacio para el conductor/piloto y un pasajero, es bastante espaciosa y tiene buen aspecto.

En teoría cuando todas las pruebas de vuelo legalmente requeridas se lleven a cabo, el equipo pretende instalar un motor más potente y poner a la venta el AirCar en unos 6 meses, aunque el precio está aún por confirmar.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche