Noticia

Estos airbags no sirven para nada, según la EuroNCAP americana

Ampliar

12 de agosto, 2019

El IIHS americano asegura que los 'airbags' de rodilla no son nada eficaces a la hora de protegernos en caso de accidente.

A todo el que le preguntes por los airbags te dirá que su invención ha supuesto un enorme avance para la seguridad vial. Es algo evidente. Los datos están ahí y demuestran que estos sistemas, combinados con el uso del cinturón de seguridad, han logrado salvar una ingente cantidad de vidas que antes probablemente hubieran sido insalvables. Sin embargo, no todos los airbags son igual de eficaces. Según el último estudio del IIHS (Insurance Institute for Highway Safety), un organismo privado de Estados Unidos que realiza crash tests, “los airbags de rodilla tienen un efecto insignificante sobre el riesgo de lesiones.” Es más, los expertos advierten que en algunos casos pueden llegar a aumentarlo.

Airbag sin cinturón de seguridad: insuficiente y peligroso

Generalmente, estas bolsas de aire se despliegan por debajo de la columna de dirección o junto al túnel central con el objetivo de distribuir las fuerzas de impacto y reducir las lesiones en las piernas. Además, los fabricantes aseguran que también pueden ayudar a reducir las fuerzas en el pecho y en el abdomen al controlar la inercia de la parte inferior del cuerpo. No obstante, tras múltiples análisis, los investigadores del IIHS han apreciado que los airbags de rodilla sólo tuvieron un pequeño efecto en el grado de lesiones registradas durante un choque frontolateral en el lado del conductor. En concreto, se asociaron con un mayor riesgo de lesión por traumatismo en la parte inferior de las piernas y en el fémur derecho, aunque es verdad que el riesgo de lesiones en la cabeza se redujo ligeramente.

Los airbags de rodilla aún tienen que mejorar

Con respecto a los resultados de las pruebas en accidente real (llevada a cabo fuera del centro de investigación), los airbags de rodilla sí redujeron el riesgo general de lesiones en medio punto porcentual -del 7,9% al 7,4%-, pero, según los examinadores, no es un avance estadísticamente significativo. “Hay muchas estrategias de diseño diferentes para protegerse contra el tipo de lesiones en las piernas y en los pies que los airbags de rodilla todavía deben abordar”, concluye la ingeniera de Investigación Sénior del IIHS, Becky Mueller.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche