Cómo afectará el Brexit al mundo del automóvil

Cómo afectará el Brexit al mundo del automóvil

Los ingleses ya han decidido y han ganado los que quieren salirse de Europa. Éstas son las consecuencias que la salida del Reino Unido de la Unión Europea tendrá para el sector del automóvil, con importantes pérdidas, especialmente para las marcas con centros productivos en las Islas Británicas.

Los británicos ya han votado y han ganado los que prefieren desvincularse de la Unión Europea. Laincertidumbre de los últimos días sobre el futuro de la CEE y de las Islas Británicas ha provocado mucha volatilidad en los mercados de todo el mundo. Hoy, con el escrutinio definitivo de los votos y el resultado del sí al Brexit las bolsas se están desplomando y la libra se ha devaluado a niveles de 1985.

Las marcas de automóviles no son ajenas a este problema y todas coinciden en que las consecuencias a corto y medio plazo serán negativas para todas ellas, con pérdidas millonarias.

Jaguar-Land Rover estima que sus beneficios se verán recortados en nada menos que 1.470 millones de euros de aquí a 2020.

Para otras compañías la cosa se complica todavía más, como es el caso de BMW, propietaria de Mini y Rolls Royce, cuyas sedes pasarían a estar en un país fuera de su mercado común, lo que dificultaría sus sinergias, importaciones y exportaciones y también supondría enormes pérdidas económicas.

En la misma situación se encuentra VW con Bentley, además, en un momento financiero bastante crítico para el gigante alemán, en plena batalla por solucionar el problema creado por el escándalo de las emisiones.

Ford, Nissan, Toyota y Honda también esperan con preocupación el resultado de las votaciones que esta noche deciden la salida o no del Reino Unido de la Unión Europea, con varias factorías abiertas en el país británico.

El resto de marcas que no poseen centros de producción en las Islas Británicas tampoco ven con buenos ojos el temido Brexit. Las pérdidas que calculan los analistas económicos para el sector del automóvil en el caso del sí al Brexit rondan los 100.000 millones de euros, principalmente centrados en los problemas y aranceles de exportación de los modelos que se fabrican dentro de las fronteras del Reino Unido.

Tras el resultado del referéndum, los fabricantes de automóviles están llevando a cabo reuniones de urgencia para concretar planes de actuación ante esta situación. Algunas marcas asiáticas con centros de producción en el Reino Unido ya han mostrado su intención de parar todas las inversiones previstas para dichas plantas. Incluso puede que algunas trasladen sus centros productivos a otros países miembros de la Unión Europea.

Además de los problemas arancelarios, la devaluación de la moneda, las trabas a las importaciones, etcétera, los analistas de Evercore ISI estiman que las ventas de coches van a caer casi un 5% en el Reino Unido, que es el segundo mercado más importante de Europa (si es que todavía se puede considerar un país europeo). Esto supone un importante golpe económico para el sector de la automoción y su impacto es directo e inmediato.

Actualización (18 de junio)

De todos los fabricantes con presencia en el Reino Unido, es, según los analistas, General Motors la que tiene más probabilidades de trasladar sus operaciones a suelo continental, si los costes aumentan debido a la decisión del país de salir de la Unión Europea.

GM construye el Opel Astra en Ellesmere Port en el noroeste de Inglaterra, y si la UE decidiera imponer aranceles sobre las importaciones del Reino Unido como consecuencia del Brexit, existiría un riesgo “alto” de trasladar la producción a Alemania o Polonia, según el informe publicado por LMC Automotive.

En cualquier caso, el cierre de la planta no se efectuaría antes de 2021, cuando llegará el sustituto del actual Opel Astra, un modelo que acaba de estrenar generación y que también se fabrica en Polonia. Además del Astra en Ellesmere Port, el Opel Vivaro también se construye en Inglaterra.

Ellesmere Port es la fábrica del Reino Unido de la que menos dependen los proveedores e industria auxiliar que se genera alrededor de las plantas de autómoviles. Gare Rhys, profesor emérito de economía de la universidad de Cardiff, ha señalado que “tiene un arraigo bajo, por lo que es la más vulnerable”.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba