Noticia

Adiós al Bugatti Veyron

6 fotos

Ampliar

28 de junio, 2011

Tras vender 300 modelos, la versión coupé del Veyron 16.4 desaparecerá del mercado. Sin embargo, la firma de lujo continuará la comercialización del Grand Sport, con 1.200 CV, 200 más que su "hermano pequeño".

La marca francesa de coches de lujo Bugatti ha dado por terminada la fabricación del impresionante y exclusivo Veyron. Después de haber marcado una época con el coche comercial más potente del mundo, el fabricante se despide de este monstruo con un motor de 16,4 litros y 1001 CV.

Capaz de alcanzar los 400 km/h y de acelerar de 0 a 100 en apenas tres segundos, su enorme potencia se traducía en un precio acorde y permisivo para muy pocos –más de un millón de euros-, de ahí que únicamente haya salido al mercado una serie de 300 vehículos, muchos de ellos en forma de edición especial.

Pese a la venta del último modelo, que será entregado en otoño a un comprador anónimo, la marca no concluye por completo la saga Veyron ya que, de momento, la producción de la versión Grand Sport seguirá. Con un precio 200.000 euros superior al coupé, este convertible cuenta con casi 200 CV más y alcanza una velocidad de 415 km/h, frente a los 400 km/h de su “hermano pequeño”.

La intención de la marca es que el sucesor del Veyron 16.4 sea el Bugatti 16C Galibier, un modelo valorado en un millón de euros, pero con una velocidad máxima “únicamente” de 350 km/h.

Por ahora, aquellos enamorados del deportivo podrán adquirir el Veyron Grand Sport siempre y cuando su capital les permita abonar los 14.000 euros que cuesta una revisión o los más de 24.000 que deberán pagar por un juego de neumáticos cada 16.000 kilómetros.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche