Noticia

Adiós a Stirling Moss: por encima de los títulos

3 fotos

Ampliar

12 de abril, 2020

Esta madrugada ha fallecido uno de los pilotos de competición más grandes de la historia, Stirling Moss. A lo largo de sus 90 años de vida, Sir Moss ha logrado increíbles gestas domando los bólidos más salvajes del planeta. Hasta siempre, Stirling Moss.

Nació hace casi 91 años y había dejado la alta competición hace más de medio siglo, pero todos los aficionados al automóvil reconocemos el nombre de Stirling Moss. Pese a haber tenido que dejar la competición por las secuelas de un grave accidente, siempre ha permanecido vinculado a este mundillo y se ha dejado ver en los eventos más importantes. No tuvo a la suerte de su mano y, pese a haber ganado más carreras, nunca logró ser campeón del mundo. En el fondo, los verdaderos genios no necesitan título y Stirling Moss demostró serlo.

Pese a haber ganado más carreras, a veces las matemáticas juegan estas malas pasadas y, además, tuvo la mala suerte de tener que convivir con un auténtico fuera de serie como fue Juan Manuel Fangio, el piloto más grande de todos los tiempos. Stirling Moss fue subcampeón del mundo entre 1955 y 1958, nada menos que 4 temporadas consecutivas, y tercero en las temporadas de 1959, 1960 y 1961.

Stirling Moss y las Mille Miglia de 1955: épico

Stirling Moss arrasó en las Mille Miglia de 1955

3 fotos

Ampliar

Moss fue un piloto muy completo que destacó en diferentes competiciones, no sólo en el mundillo de la Fórmula 1. De hecho, muchos consideran que su mejor carrera fue la edición de las Mille Miglia de 1955. Esta carrera no sólo era una de las más importantes del mundo, también de las más mediáticas y apasionantes de su época.

En la edición de 1955 Moss corría para el equipo Mercedes-Benz con nada menos que Juan Manuel Fangio como compañero de equipo, es decir, como principal rival. Fangió tomó la salida con el dorsal 658, mientras que Moss lo hacía con el 722, una cifra que ha quedado para la memoria y que ha sido empleada por Mercedes en varias series especiales de sus mejores coches.

¿Por qué doy importancia al número del dorsal?, pues porque en las Mille Miglia el dorsal indica la hora de la salida de cada participante, de manera que Stirling Moss puso en marcha su bólido nada menos que 24 minutos después que Juan Manuel Fangio. Pese a este desfase, el británico adelantó a su compañero de equipo durante la carrera y se permitió el lujo de llegar a la meta con una ventaja sobre éste de nada menos que 32 minutos.

Stirling Moss recorrió las mil millas de esta carrera que se celebraba por carreteras convencionales y que atravesaba poblaciones a una velocidad media de nada menos que 160 km/h, repito, sobre una carretera convencional y teniendo que aminorar al cruzar los pueblos y ciudades.

Sacarle 32 minutos de ventaja en una carrera de 10 horas de duración a un piloto como Fangio (que fue el segundo clasificado) no es algo al alcance de cualquiera.

Stirling Moss: el más grande se retiró en 1962

Stirling conservaba el volante que casi le cuesta la vida.

3 fotos

Ampliar

Aunque se mantuvo vinculado al mundo del automóvil y participó en numerosos eventos deportivos, Stirling Moss colgó su casco y sus antiparras de piloto en 1962 debido a las secuelas del accidente que tuvo en la edición de ese año del Trofeo de Goodwood. Tras perder el control de su Lotus, Stirling Moss golpeaba con la cabeza el volante metálico de su bólido, lo que le provoca un aplastamiento de la mitad del cráneo en la cara y una severa pérdida de visión en ese ojo.

Afortunadamente Moss sobrevivió al accidente, pero no pudo volver a competir a primer nivel nunca más. El volante del Lotus lo ha conservado como uno de sus mayores trofeos, aquel día Moss venció a la muerte, lástima que no lo haya podido vuelto a hacer.

Tal vez te interese saber más sobre Stirling Moss

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche