Noticia

Volar-e, un coche eléctrico español con 1.000 CV

Ampliar

21 de febrero, 2013

El Volar-e tiene el privilegio de ser el coche eléctrico más potente del mundo, gracias a sus 1.000 CV y un par de 1.500 Nm. La presentación del modelo español está prevista para los próximos días.

Los ingenieros de la multinacional española Applus+Idiada han terminado la puesta a punto del coche eléctrico más potente del mundo, con 1.000 CV y capaz de alcanzar los 300 kilómetros por hora. El modelo ha sido desarrollado por la empresa en su centro técnico de L’Albornar (Tarragona) y se presentará públicamente el próximo día 28 en un acto auspiciado por la Comisión Europea en el Circuito de Cataluña de Montmeló (Barcelona).

El vehículo eléctrico deportivo, que se llama «Volar-e«, se presentará por primera vez durante los Test Days de la F1, con el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) como anfitrión del que es el vehículo eléctrico con mayores prestaciones tecnológicas actualmente.

El superdeportivo está movido por cuatro motores eléctricos (uno para cada rueda), con una potencia total de 800 kW (1.080 caballos) y un par máximo de 1.500 Nm. Así, el Volar-e logra una aceleración de 0 a 100 km/h de 3,4 segundos y una velocidad máxima de 300 km/h. Para su recarga, sólo son necesarios 15 minutos.

Según el RACC, está previsto que el piloto Antonio Zanini y la campeona motociclista Laia Sanz hagan una demostración de conducción del nuevo modelo eléctrico para mostrar a los ciudadanos que aún tienen prejuicios sobre los propulsores eléctricos las prestaciones deportivas, autonomía y seguridad de este vehículo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • Leonardo Arnedo

    De ser esto cierto, es con muchísima diferencia el mejor ciche eléctrico del mundo, sobre todo por su tiempo de carga de 15 minutos.-
    ¿Cómo es que no se difunde en los periódicos nacionales?

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche