Noticia

Expedientan al guardia civil que denunció presiones para multar más

2 fotos

Ampliar

21 de enero, 2013

El secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles, Alberto Alegría, denunció hace unos meses "presiones" a los agentes para que pusieran más multas. Ahora, Alegría ha sido expedientado.

La Guardia Civil ha abierto expediente disciplinario interno contra el secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), Alberto Alegría, por denunciar en rueda de prensa, el pasado octubre, las «presiones» que reciben los agentes de tráfico para poner más denuncias. Así lo ha dado a conocer Alberto García Llana, guardia civil retirado y secretario provincial de la AUGC de Asturias, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado de Alegría, quien no ha hecho declaraciones a raíz del expediente.

García ha explicado que se ha abierto expediente disciplinario por presunta falta grave contra Alegría, que podría llegar a la pérdida de destino o de varios días de haberes, por decir algo «real y veraz», como es que la normativa «impuesta» por el anterior Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, y que el Ejecutivo ‘popular’ de Mariano Rajoy continúa «con gran entusiasmo», es «recaudatoria» y prima las denuncias gravosas sobre la seguridad vial.

La denuncia pública de la AUGC termina en expediente. Foto: W.Commons

2 fotos

Ampliar

En este sentido, el guardia civil retirado se ha remitido a sentencias judiciales, como las dictadas por una jueza de Castellón, en las que se señala que la citada normativa de tráfico es «una normativa que recauda«.

Al respecto, ha explicado que «hace años» en la Guardia Civil se «daba el consejo» de poner una denuncia al día, unas «22 ó 23 al mes», pero ahora «se están exigiendo 50 por cabeza» a los guardias motorizados y quienes no las cumplen reciben al mes siguiente una «amonestación verbal por escrito». Unas pruebas que la AUGC ha pretendido llevar al director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, pero que éste «no quiso escucharlas».

¿Complemento retirado?

«Pero si no quiso en directo, las va a escuchar a través de los medios de comunicación», ha apostillado García, quien ha asegurado que hay mandos de la Benemérita que han expresado a nivel interno su «malestar» por este sistema, aunque otros muchos se callan «porque somos militares y porque afectaría a su cobro por productividad«.

«Están quitando complementos porque hay compañeros que anteponen su dignidad a las normas y no pasan por el aro», ha destacado el guardia retirado, quien ha afirmado que desde octubre varios agentes han recibido amonestaciones advirtiéndoles de que se les puede quitar el complemento de seguridad vial. En este contexto, García ha lamentado la falta de apoyo político -únicamente lo tienen que UPyD- y de organizaciones ciudadanas ante estos hechos.

Además, se ha ratificado en las denuncias que hizo en octubre Alegría de que un responsable de destacamento de la Guardia Civil de Cantabria había llevado a reparar un vehículo a un taller externo, lo que supuso «el doble de precio» que en uno concertado. «Quitan 200 euros de productividad a los guardias y la reparación supone este gasto tres veces», ha comentado, subrayado que Alegría «fue expedientado por decirlo pero nade ha hecho nada» desde entonces, de forma que AUGC se está planteando denunciar este hecho ante el juzgado.

A preguntas de la prensa respecto del hecho de que se haya abierto expediente contra el guardia civil ahora, cuando este tipo de hechos se había denunciado anteriormente, García ha explicado que lo que ha cambiado es que actualmente «tenemos un presidente con barba» al que le «gusta mucho la organización militar».

El capitán de Tráfico de Córdoba, en el punto de mira

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha criticado que el capitán jefe del Subsector de Tráfico de Córdoba «ha vuelto a hacer» lo que ya hizo año y medio a tres guardias civiles y que entonces acabó en los tribunales, estando ahora pendiente de sentencia, al notificarle a otros agentes, para instarles a imponer más multas, su propuesta de que «les sean retirados los complementos de productividad funcional y suplemento de seguridad vial, lo cual supone la pérdida de más de 200 euros mensuales».

Como ya ocurrió con los anteriores afectados, según ha informado AUGC en un comunicado, ahora «nuevamente se ha tenido en cuenta, casi exclusivamente, el número de denuncias formuladas por los agentes, como queda patente en las notificaciones firmadas por el capitán».

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • Jose Hermida

    A mí me persiguieron por denunciar a los autocares de la empresa «ALSA» por los años 1981-1982 en Porriño, manipularon mi motocicleta PGC-4838-J, ponerme de patrulla con Ángel Atanes Franco el día del accidente con la moto PGC-4836-J de José Rodríguez Codeas (averiada). El capitán instigador era el obediente del comandante del sector de la agrupación de la guardia civil de tráfico de perillo – Coruña, el bastardo Luis Quintela. El connivente y ejecutor del accidente, Venancio Vázquez Juncá, a la postre jefe del destacamento ordenante del accidente habido el día 7 de abril del año 1982, intentó convencerme -camino del hospital «Almirante Vierna» de Vigo de tapar el accidente y hacerlo pasar por «gripe». Alsa realizaba diarios viajes con viajeros desde Irún a Tuy con un solo conductor, que extasiado se me quejó con temor de algún accidente mortal por cansancio por largo itinerario… Aquí escribo y redacto en resumen los calvarios de las patrullas y situaciones de peligro ordenados por los mandos corrompidos de la perversa guardia civil…

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche