Abarth 500 y Jorge Lorenzo

El piloto mallorquin correrá en Montmeló y Aragón.

Jorge Lorenzo, campeón del mundo de Moto GP, se pasa temporalmente a las cuatro ruedas y competirá en dos carreras de automovilismo a bordo de un Abarth 500 Asseto Corse, preparado por el equipo Difisa Racing de Sabadell. El campeón de la máxima categoría del mundial de motociclismo cumple así uno de sus sueños: competir en una especialidad automovilística en España.


Nada más finalizar el campeonato del mundo de motociclismo participará en la última carrera de la Copa de España de Resistencia CER-, que se celebra en Barcelona los próximos 12 y 13 de noviembre. De hecho, el piloto mallorquín ya ha estado entrenando en tres ocasiones en el circuito de Montmeló, con Abarth y el equipo de Difisa Racing y el copiloto con el que participará en esta copa, el madrileño José Manuel de los Milagros.


Posteriormente, competirá en los 500 km de Alcañiz, prueba con la que se cierra la temporada automovilística en España. Esta carrera, en la que participará también con el soporte de Difisa Racing, tendrá lugar en el circuito Motorland Aragón el 11 de diciembre.


En ambos casos, Jorge Lorenzo correrá al volante de un Abarth 500 Asseto Corse. El vehículo, con una potencia de 190 CV y todos los componentes necesarios para ser un verdadero coche de carreras, es adaptado directamente en los talleres de la marca en Mirafiori y se vende a los pilotos listo para competir.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba