A Elías no le gusta el circuto de Losail

Toni reconoce partir con desventaja en este Gran Premio

Toni reconoce partir con desventaja en este Gran Premio

por Juan Antonio Lladós Losail (Qatar), 5 abr (EFE).- Toni Elías, que protagonizó una gran carrera en el Gran Premio de España que se disputó hace dos semanas en Jerez y en el que en la última vuelta se vio privado del podio al pisar la hierba, reconoció que el circuito de Losail, escenario de la prueba qatarí, no es de su agrado. Además, una serie de pilotos, integrantes de la comisión de seguridad, como es el caso de los italianos Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), quien llega esta misma noche a Doha, y Loris Capirossi (Ducati Desmosedici), que ya estaba hoy por el circuito, y el estadounidense Kenny Roberts (KR 211 V), probarán mañana por la noche la iluminación de la pista. Será sólo una toma de contacto de los pilotos con la conducción nocturna al más alto nivel, pero escasamente afrontarán la recta principal del circuito, de poco más de un kilómetros de longitud (1.068 metros), y las tres primeras curvas del trazado para poder valorar si es factible realizar una competición con motos tan potentes como las suyas con luz artificial, pero que para la ocasión harán con motos de serie de sus respectivas fábricas.


El esfuerzo realizado por los organizadores de la prueba qatarí es claro, necesitan saber si es posible una carrera de MotoGP bajo miles de vatios de luz pues su intención, con el tiempo -en unos dos años-, es convertirse en la única prueba puntuable del mundial de motociclismo que se disputa de noche. Todos los pilotos asistentes a la conferencia de prensa habitual de los jueves, en este caso Loris Capirossi, Daniel Pedrosa y Toni Elías, coincidieron al afirmar sobre esa posibilidad que no será fácil, lo cual no quiere decir que no sea posible, aunque en cualquier caso hará de esa carrera una prueba muy difícil.


En cuanto a la carrera de Qatar, Toni Elías afirmó que Losail no le gusta. “Cambia mucho y es difícil encontrar una buena puesta a punto y, además, no he podido rodar nada durante el invierno en él y eso me hace partir con una cierta desventaja”. El circuito Losail se encuentra a unos veinte kilómetros de Doha y representó una auténtica novedad por ser la primera prueba que tenía por escenario un país del Medio Este y que se construyó en un tiempo récord con un coste de 58 millones de dólares y unas infraestructuras que cumplen con los más estrictos estándares de calidad y seguridad. El circuito, de 5.380 metros, está formado por una serie de curvas enlazadas que requieren una elevada velocidad de paso. En su recta principal, de 1,068 Km, se alcanzan velocidades máximas de 330 Km/h. Sus 16 curvas, 10 de derechas y 6 de izquierdas, de ahí que sea tan importante lograr una buena puesta a punto de la parte delantera de la moto, precisamente en donde tiene mayores problemas, sin solucionar, el campeón italiano Valentino Rossi.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba