Noticia

Un 911 en el volcán más alto del mundo, la última locura de Porsche

El Porsche 911, en el volcán Ojos del Salado

7 fotos

Ampliar

16 de noviembre, 2022

Porsche ha llevado un 911 muy especial a la cima del volcán Ojos del Salado, en Chile, con una altitud máxima de 6.000 metros.

Escalando uno de los volcanes más emblemáticos de Iberoamérica no parece el sitio ideal para un Porsche 911, paradigma de los deportivos de asfalto. No obstante, Porsche se ha adentrado en esta sorprendente aventura.

Todo tiene su explicación si hacemos un poco de memoria. Hace más de 30 años, el Porsche 959 atravesaba el terreno más duro de África y vencía en el Rally París-Dakar de 1986, siendo considerado el superdeportivo más avanzado tecnológicamente de su época.

Romain Dumas, campeón de Le Mans, ha sido el piloto

El Porsche 911, en el volcán Ojos del Salado

7 fotos

Ampliar

Ahora, Porsche ha desarrollado dos prototipos experimentales de la generación 992 del 911 y los ha desafiado a escalar el volcán más alto del mundo. El volcán Ojos del Salado, en Chile tiene una altitud máxima de 6.000 metros y se ha convertido en un desafío extremo para estos coches, que se rumorea que pueden ser el punto de partida de un nuevo competidor para el mítico y exigente rally Dakar.

Aunque se basa en un 992 Carrera estándar, el prototipo es todo menos convencional. Los enormes neumáticos todoterreno, unidos por el llamado «Porsche Warp-Connecter» (que forma un enlace mecánico entre las cuatro ruedas), proporcionan una tracción constante a las ruedas, además de una protección en los bajos de la carrocería, jaulas antivuelco y ejes portales que consiguen una distancia al suelo de 350 mm.

El Porsche 911, en el volcán Ojos del Salado

7 fotos

Ampliar

A ello se suman dos libreas personalizadas distintas, basadas en el esquema de colores del coche de carreras 963 LMDh de Porsche y otra llamativa librea con temática del 911 creada por el equipo de estilismo de Weissach.

Con temperaturas de hasta -30C en los campos de hielo volcánico y niveles de oxígeno de sólo el 50 por ciento, las condiciones de conducción aquí son de las más duras. Pero el ganador de Le Mans y aventurero Romain Dumas condujo uno de los coches hasta alcanzar una altitud de casi 6.000 metros, hasta que las paredes de hielo y nieve les impidieron avanzar.

Puede que te interese: Los 5 mejores Porsche de la historia

«Estamos muy orgullosos de lo que el coche y el equipo son capaces de hacer por primera vez», ha explicado Dumas. “Ha sido un momento verdaderamente memorable y especial en un lugar que es hermoso y brutal al mismo tiempo”.

Ver información de los modelos

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche