Noticia

Entra en vigor la reducción a 90 km/h de la velocidad máxima en carreteras convencionales

Ampliar

29 de enero, 2019

¡Ojo al acelerador! El nuevo límite de velocidad máxima a 90 km/h en carreteras convecionales ya está en vigor. De esta manera, superar los 120 km/h en este tipo de vías supondrá perdida de puntos en el carnet de conducir.

Con la entrada del nuevo Gobierno socialista, Pere Navarro, el responsable de la instauración del carnet por puntos en España, volvía tomar las riendas de la Dirección General de Tráfico, organismo del que estuvo al frente entre 2004 y 2012. Con el objetivo prioritario de reducir la siniestralidad vial, Navarro anunció en julio que su departamento trabajaría en una reforma de calado del marco jurídico que regula el tráfico y la seguridad vial. Pues bien, esa reforma acaba de dar sus primeros frutos con la reducción del límite de velocidad a 90 km/h en carreteras convencionales, que ya está en vigor.

Puede que te interese: ¿Cómo hacer el curso de recuperación de puntos del carnet de conducir?

La modificación del Reglamento General de Circulación que prevé la reducción de límite máximo de velocidad fue aprobada en el Consejo de Ministros del 28 de diciembre y publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) al día siguiente, para entrar en vigor el 29 de enero.

La modificación del artículo 58 del Reglamento General de Circulación supone la desaparición de los diferentes límites de velocidad genéricos establecidos, 90 y 100 km/h para turismos y motocicletas, en función de si la vía disponía o no de metro y medio de arcén practicable, reduciéndolo a una limitación general de 90 km/h. Esta medida afecta a unos 10.000 kilómetros de vías.

Velocidad máxima de camiones y autobuses

La reducción a 90 km/h de la velocidad máxima en carreteras convencionales supone reducir la diferencia de velocidad entre vehículos de transporte de viajeros y mercancías respecto de los turismos. En este sentido, la limitación genérica de velocidad para los autobuses es de 90 km/h, aunque se establece una nueva excepción: aquellos autobuses que no tienen cinturón  de seguridad no podrán circular a más de 80 km/h. En cuanto a los camiones, la velocidad máxima queda limitada a 80 km/h.

Según el Ministerio del Interior, el diferencial de límite de velocidad entre vehículos ligeros y pesado oscila entre 0 y 10 km/h en los países de la Unión Europea con menores tasas de fallecidos por millón de habitantes en accidente de tráfico.

Además, según ha comunicado Interior, los vehículos que circulan a velocidades dispares de la media de la vía, como pueden ser los camiones en relación a turismos y motocicletas, son más susceptibles de provocar un accidente, con una probabilidad seis veces mayor que si estos vehículos circularan a la media del resto de vehículos. Asimismo, velocidades de circulación más homogéneas favorecen la fluidez del tráfico.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Cremonese Giovanni

    Interesante tambien para el turismo

  • Sr. Smith

    … la voracidad del recaudador pedro navarro olivella no tiene límites, por eso el sociatismo repite con él.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche