500 Pink, en marcha

La primera de las 20 unidades españolas, con su dueña.

El primer Fiat 500 Pink ya tiene dueña: la francesa afincada desde hace 15 años en Madrid Blandine Cassand será la primera usuaria en conducir este objeto de coleccionista, que homenajea a la mítica muñeca Barbie.


A finales del año pasado, Fiat comunicó la llegada de 20 unidades de esta exclusiva adaptación del show car “500 Barbie” presentado en el último Salón de Barcelona, una edición que no sólo destaca por su color exterior Rosa Flamingo, sino también por su consumo, ahorro y confort


Con motor 1.2 69 CV de gasolina, e incorporando dispositivos como el Start&Stop, que ahorra hasta un 10% de combustible, el 500 Pink se convierte, en uno de los modelos más ecológicos del segmento, con unas emisiones de tan solo 113 gr/km


En cuanto a confort, se pueden mencionar atractivos elementos como el climatizador automático, el sistema Blue&Me (Bluetooth + USB) con mandos en el volante, pomo del cambio forrado en cuero o techo solar deslizante Sky Dome.


“El color lo hace único. Me lo regaló mi marido por navidades”, cuenta Blandine, “pero lo mejor de todo es que como por esas fecha todavía no estaba a la venta en España, para darme la sorpresa me regaló el juguete 500 Barbie, no podía creerlo”.  Cuando le preguntamos qué es lo que destacaría del 500 Pink, Blandine no duda en responder: “Lo que más me gusta es sin duda el color, el color lo cambia todo, lo hace único”


Al igual que Blandine, los usuarios que quieran disponer de esta exclusiva versión deberán registrarse en la página web www.500pink.es, único medio para reservar y adquirir las 20 unidades disponibles en nuestro mercado de este inconfundible cinquecento rosa. Alicante, Tenerife, Cantabria o Granada serán las próximas ciudades donde se hará entrega de esta original versión.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba