Noticia

En 5 años las carreteras podrán cargar los coches eléctricos

2 fotos

Ampliar

26 de mayo, 2021

La tecnología para que sean las carreteras las que recarguen los coches eléctricos mientras circulan podría funcionar en 5 años.

Uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta el coche eléctrico es el desarrollo de una infraestructura de recarga numerosa y en buen estado. Pero, quizás haya otra solución para este problema.

Así lo piensan los investigadores de la Universidad de Cornell, en los Estados Unidos, que están desarrollando una tecnología para que sean las carreteras las que recarguen los coches eléctricos mientras estos circulan.

El principal responsable del proyecto es Khurram Afridi, profesor asociado de ingeniería eléctrica e informática en la Universidad de Cornell, está perfeccionando esa tecnología que permitiría a los conductores cargar su vehículo eléctrico mientras están en movimiento. Lleva siete años trabajando en un proyecto que implantaría una infraestructura de carga inalámbrica en las carreteras estadounidenses.

Entre 5 y 10 años para estar operativo

Khurram Afridi y su grupo de investigadores

2 fotos

Ampliar

«Las autopistas tendrían un carril de carga, algo así como un carril de alta ocupación», explica Afridi. «Si te quedas sin batería, te pasarías al carril de carga. Sería capaz de identificar qué coche entró en el carril y posteriormente te enviaría una factura».

No se trata de ciencia ficción, pues se calcula que en un plazo de entre cinco y diez años esta tecnología puede estar implantada en las principales carreteras. Afridi considera que la carga inalámbrica es la mejor manera de eliminar los temores de los conductores relacionados con la búsqueda de estaciones de carga y el agotamiento de la batería.

 La batería que se recarga en 15 segundos, cerca de producirse

«La única manera de que la gente compre coches eléctricos es que sean tan fáciles de repostar como los de combustión», añade Afridi. «Si tuviéramos esta tecnología de carga inalámbrica, los vehículos eléctricos tendrían aún menos limitaciones que los tradicionales».

La tecnología de Afridi incrustaría en la carretera unas placas metálicas especiales conectadas a una línea eléctrica y a un inversor de alta frecuencia. Las placas crearían campos eléctricos alternos que atraerían y repelerían un par de placas iguales fijadas en la parte inferior del vehículo eléctrico.

Comparte este artículo:

Comentarios

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche