4 problemas de llevar el aire acondicionado en mal estado

4 problemas de llevar el aire acondicionado en mal estado

28 julio, 2016

Llevar el sistema del aire acondicionado en mal estado puede ocasionarte problemas en los que probablemente no has pensado. Presta atención a tu sistema para evitar problemas y gastos innecesarios.

Probablemente nunca lo hayas pensado, pero llevar el aire acondicionado en mal estado puede ocasionarte problemas de salud, en el confort, en la seguridad y por supuesto en el ahorro.

Los 4 problemas de llevar el aire acondicionado en mal estado:

  • Salud: El aire acondicionado debe desinfectarse con regularidad. Por su ubicación, el evaporador ofrece las condiciones ideales para la aparición de bacterias, hongos y otros microorganismos perjudiciales. Estos peligrosos compañeros de viaje llegan al habitáculo a través del sistema de ventilación, pudiendo provocar reacciones alérgicas y problemas para las personas con enfermedades respiratorias.
  • Confort: Conducir sin aire acondicionado con las temperaturas de estas fechas no es buena idea. Los atascos de verano hacen que pasemos bajo el sol más tiempo del que teníamos pensado, por lo que sentirse a gusto dentro del coche puede marcar la diferencia entre un buen viaje y un viaje agobiante y pesado. Además, con el paso del tiempo, las partículas de suciedad que el filtro del habitáculo mantiene a raya reaccionan ante la humedad del aire. Si el filtro ya es muy viejo, pueden formarse olores desagradables. Sustituyéndolo de manera periódica y desinfectando el evaporador, se eliminan estos problemas y se evita que vuelvan a surgir.
  • Seguridad: El calor nos hace más lentos de reflejos y distrae nuestra atención al volante. Al aumentar la temperatura, la capacidad de concentración se reduce y el cuerpo se cansa más rápidamente. El aire acondicionado del vehículo enfría el habitáculo hasta una temperatura agradable, eliminando al mismo tiempo la humedad del aire. De este modo, nuestra atención al tráfico permanece activa durante más tiempo.
  • Ahorro: La potencia de refrigeración disminuye con el paso del tiempo debido a la pérdida natural del gas refrigerante. Con ello se corre el peligro de sufrir daños en el compresor, donde los costes son elevados. Además, un filtro deshidratante saturado puede originar la formación de corrosión. El mantenimiento preventivo periódico del aire acondicionado evita posibles daños y costosas reparaciones provocadas por la humedad. Por otra parte, si falta gas refrigerante, para mantener la potencia de refrigeración de manera continua, el compresor está funcionando más a menudo y durante más tiempo de lo habitual. En ciudad, este consumo extra es algo mayor que en la conducción interurbana o en autovía. Los vehículos que viajan sin aire acondicionado suelen circular con las ventanas/techos solares abiertos, con lo que también aumenta casi en la misma medida el consumo de combustible debido a la elevada resistencia al aire.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba