Coches más fáciles de usar, ése es el objetivo

4 diciembre, 2016, modificada el 4 diciembre, 2017 por

En la actualidad la cantidad de aplicaciones y dispositivos que podemos manejar en el coche es enorme y cada vez lo será más. Para facilitar su uso y la familiarización del usuario con las nuevas tecnologías se ha creado el proyecto DIVEO, que, además, busca mejorar el rendimiento de los coches eléctricos.

Coches más fáciles de usar, ése es el objetivo2

Uno de los mayores retos a los que se enfrenta el automóvil ya en la actualidad es cómo conciliar la multitud de funciones y accesorios que ofrecen y un uso sencillo e intuitivo. La solución a este problema es el objetivo que se han propuesto los institutos tecnológicos del plástico (AIMPLAS), de las tecnologías de la información y las comunicaciones (ITI) y la biomecánica (IBV).

Las nuevas generaciones de vehículos, y entre ellos los coches eléctricos, incorporan, y seguirán incluyendo cada vez más, nuevas innovaciones tecnológicas con las que los usuarios pueden no estar especialmente familiarizados. Los automóviles, dotados de mayor inteligencia, nos darán datos de elementos distintos de los habituales en los vehículos actuales, como el estado de la batería, nuevos tipos de avería o información sobre el inicio y finalización de los periodos de conducción autónoma.

Por otro lado, uno de los mayores retos que supone la introducción de los vehículos eléctricos es la necesidad de reducir el peso de los componentes del vehículo. Los asientos suponen cerca del 8% del peso de un automóvil convencional, imponiéndose la necesidad de disponer de asientos más ligeros con las mismas o incluso mayores prestaciones de confort que las que ofrecen los vehículos actuales.

Además, al tratarse de un elemento en contacto continuo con conductor y pasajeros, su capacidad para refrescar la superficie de contacto durante el verano y de calentarla o mantenerla a una temperatura confortable en invierno resulta clave para garantizar el confort de los ocupantes.

En esta primera anualidad, el Instituto de Biomecánica ha actualizado los requisitos y metodologías de evaluación en el vehículo sobre distintas temáticas relacionadas con el confort y estado del conductor.

Proyecto DIVEO: anticiparse a las necesidades del usuario

Los coches nos darán información que hasta ahora no necesitábamos.2
Los coches nos darán información que hasta ahora no necesitábamos.

Como explica José Solaz, director de Innovación en Automoción y Medios de Transporte del IBV, “evaluamos el confort postural mediante la modelización virtual de asientos y pasajeros, así como evaluación de asientos por medio de usuarios, a partir de sus medidas fisiológicas y su valoración subjetiva”.

Gracias al trabajo desarrollado en este proyecto también “hemos puesto a punto el desarrollo de una metodología relacionada con la ergonomía cognitiva con el propósito de analizar la carga cognitiva que supondrán los nuevos paneles de instrumentos con toda la nueva información que suministrarán al conductor, así como la calidad percibida asociada”. Por último, mediante el desarrollo de algoritmos de detección de somnolencia, podemos monitorizar el estado del conductor y predecirla antes de que el riesgo de accidente sea inminente”.

Por su parte, AIMPLAS ha colaborado en el proyecto DIVEO mediante el desarrollo de un innovador sistema de calefacción que tendrá aplicación en los asientos de los vehículos.

Este desarrollo se basa en plásticos con elevada conductividad eléctrica, los cuales generan calor cuando se aplica una corriente eléctrica. Estos materiales se emplearán en toda la superficie del asiento, de manera que supondrán una fuente de calor homogénea. El calentamiento resistivo de los asientos actuales está basado en cables, generando una distribución del calor poco homogénea sobre la superficie corporal del conductor. Desde el punto de vista médico este factor no es favorable para la circulación sanguínea, siendo más positivo el calentamiento homogéneo de toda la superficie de la espalda y piernas del conductor.

Durante la segunda anualidad del proyecto, el IBV evaluará “si la aplicación de este innovador sistema de calefacción en los asientos resulta más confortable para el usuario, además de ser más eficiente desde el punto de vista de eficiencia energética”.

Este sistema es más eficiente porque se alcanza una temperatura de confort directamente sobre el pasajero en lugar de caldear o enfriar todo el habitáculo, lo que supone un ahorre energético que puede implicar una reducción del consumo de hasta el 40%.

Por su parte, ITI ha trabajado en la optimización de rutas de reparto de última milla usando vehículos eléctricos. Esta línea de trabajo está alineada con el nuevo paradigma de “Green Logistics”, en el cual el coste de la distribución se mide no sólo en términos de coste económico sino también en coste medioambiental. Teniendo en cuenta este enfoque cobran fuerza modelos de distribución que alejan de las ciudades los vehículos de combustible fósil y propugnan el uso de grandes HUBs de distribución en los alrededores de las grandes ciudades y flotas de distribución de vehículos pequeños de combustibles alternativos, que vuelven varias veces a lo largo de la jornada a recargar en el HUB.

Durante la segunda anualidad ITI va a seguir trabajando en esta línea planteando además la posibilidad de utilizar puntos de recarga para el vehículo eléctrico localizados en el entorno urbano. También va a diseñar una interfaz de guiado para los vehículos eléctricos. En colaboración con el IBV se evaluarán diversas interfaces desde el punto de vista de la usabilidad y su posicionamiento en el habitáculo del conductor.

Todo este conjunto de conocimientos y desarrollos, que suponen un avance significativo para el diseño del futuro vehículo eléctrico desde un punto de vista de eficiencia energética, a la vez que cumplan las expectativas y garantice su aceptación por parte del usuario final, estarán a disposición de las empresas.

El proyecto DIVEO, por tanto, contribuye de manera clara con novedades relevantes en materia de soluciones, herramientas, metodologías y criterios de diseño que permiten el posicionamiento aventajado de las empresas del sector automoción en el campo del vehículo eléctrico.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba