Noticia

30.000 multas por no usar el cinturón de seguridad, en el aire

Ampliar

11 de noviembre, 2020

Una sentencia contra las cámaras que vigilan el uso del cinturón de seguridad podría provocar la anulación de más de 30.000 multas relacionadas.

Las fotografías que toman las cámaras de vigilancia del uso del cinturón de seguridad podrían no ser válidas, lo que implicaría la posible desestimación de cerca de 30.000 multas.

Esto se debe a una  reciente sentencia judicial dictada por el Juzgado nº 33 de lo Contencioso-Administrativo de Madrid, que ha anulado una multa de 200 euros y la detracción de 3 puntos impuesta en 2017 por el jefe provincial de Tráfico de Cuenca a un conductor, a través del sistema de captación de imágenes, denominado “foto-cinto”, por “no utilizar el conductor del vehículo el cinturón de seguridad correctamente abrochado”.

Una sentencia que duda de la validez de las multas

El cinturón, siempre abrochado

1 fotos

Ampliar

El conductor alegó que lo tenía puesto e inició, con la ayuda de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), una batalla legal para evitar la sanción.

El juzgado madrileño, en su sentencia, considera que “la fotografía obtenida por un medio técnico no sometido a control metrológico no constituye prueba de cargo suficiente” y que el jefe provincial de Tráfico de Cuenca no está facultado para la imposición de este tipo de sanciones.

Puede que te interese: 12 cosas que debes saber sobre las multas de radar

De esta manera, la resolución judicial considera “el principio de presunción de inocencia dada la ausencia de pruebas suficientes para acreditar que se ha cometido la infracción imputada”, además de la falta de legitimidad del jefe provincial de Tráfico de Cuenca para imponer la sanción puesto “que tenía la competencia delegada por Resolución de 25 de noviembre de 2013 a favor del Director del Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas sin que conste resolución alguna de avocación de la competencia por lo que no se respetan las normas que rigen el procedimiento”.

Para Mario Arnaldo, presidente de AEA, “esta sentencia constituye un importante precedente jurídico y abre la posibilidad de solicitar la nulidad de todas las multas impuestas en España desde el año 2017 mediante el sistema “foto-cinto”; aproximadamente unas 30.000 sanciones, por valor de seis millones de euros”.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche