3.200 multas anuladas

El Servicio Catalán de Tráfico (SCT) ha anulado un total de 3.200 expedientes sancionadores tramitados por exceso de velocidad después de que se haya detectado un fallo en el radar instalado en este punto.

El Servicio Catalán de Tráfico (SCT) ha anulado un total de 3.200 expedientes sancionadores tramitados por exceso de velocidad después de que se haya detectado un fallo en el radar instalado en este punto.

El Servicio Catalán de Tráfico (SCT) ha anulado un total de 3.200 expedientes sancionadores tramitados por exceso de velocidad contra conductores que circulaban por la carretera T-11, a la altura de Reus, después de que se haya detectado un fallo en el radar instalado en este punto.


El director del SCT en Tarragona, Eusebi del Olmo, ha explicado hoy que, entre el 24 de enero de 2007 y el 14 de febrero de este año, este radar instalado en el kilómetro 14 de la T-11 detectó a miles de conductores circulando a una velocidad mayor a la permitida en este tramo.


En total, se abrieron 3.200 expedientes y 530 de los conductores afectados abonaron la cuantía de las multas , que oscilan entre los 91 y los 600 euros, pero muchos otros recurrieron las sanciones y manifestaron sus quejas a través de algunos medios de comunicación locales.


Del Olmo ha reconocido que en agosto del año pasado ya se detectó un funcionamiento anómalo del aparato, al parecer a causa de unas obras que se realizaban en un polígono próximo y que afectaron al suministro eléctrico de la zona.


El radar fue sustituido por uno nuevo, pero, tras comprobarse que volvía a fallar, el pasado 22 de febrero el SCT anuló todos los expedientes y dejó sin efecto el aparato, cuyo funcionamiento está siendo verificado.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba