Noticia

10mil€ a que aparco mi TT en el tejado

6 fotos

Ampliar

06 de marzo, 2008

¿Cómo se llega a apostar 10.000 euros a que eres capaz de aparcar tu tototerreno en el tejado de tu casa?. En su su intento, logró entusiasmar a centenares de vecinos que observaban perplejos cómo colgaba este Mercedes G230 en la fachada. 

¿Cómo se llega a apostar 10.000 euros a que eres capaz de aparcar tu tototerreno en el tejado de tu casa?. En su su intento, logró entusiasmar a centenares de vecinos que observaban perplejos cómo colgaba este Mercedes G230 en la fachada.

¿Cómo se llega a apostar 10.000 euros a que eres capaz de aparcar tu tototerreno en el tejado de tu casa?. Pues la verdad es que el inicio de esta historia la desconocemos, podríamos elucubrar sobre el tema: fue en una noche de borrachera; una tarde de fútbol y fanfarronadas… pero lo que tenemos claro es que el tal sr. Pepelov, nacido en Bulgaria, no se echó atrás al día siguiente. En su su intento, logró entusiasmar a centenares de vecinos que observaban perplejos cómo colgaba este Mercedes G230 en la fachada. 


Radomir Pepelov, de 32 años, llevó a cabo las maniobras del complicadísimo estacionamiento de su vehículo en el techo del edificio donde vive, en la ciudad de Stara Zagora, en el centro de Bulgaria. Albergaba también la esperanza de entrar en el libro Guiness de los récords: el logro, colocar este vehículo de dos toneladas de peso en la azotea de un edificio de cinco plantas.


La forma que se le ocurrió para realizarlo: colgó en el techo una cuerda atada a una bobina que el vehículo tiene en la parte delantera. De esta forma, instaló una construcción especial en el tejado, para fijar el coche cuando éste llegara allí, ascendiendo verticalmente por la fachada. Cuando el todoterreno alcanzo la altura, en quince minutos, tuvo que girar para lograr la posición de aparcamiento adecuada. En ese momento, sus tres pilas eléctricas se agotaron y el vehículo se quedó colgado en la fachada, sobre los aplausos entusiastas de más de doscientos espectadores.


Después de tres horas en esta posición, la versión deportiva del Mercedes G 230 cayó sobre la acera sin causar demasíados daños materiales. Pepelov, que es miembro del club local «4X4 Casa de locos» y un hombre muy obstinado, prometió reparar el coche en diez días y probablemente repetir el espectáculo.


 

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche