Noticia

1.077 piezas de Lego para construir un Mini clásico

7 fotos

Ampliar

22 de julio, 2014

1.077 bloques de Lego y mucha paciencia han sido las claves para construir con éxito una réplica exacta del Mini Cooper clásico de los años sesenta. Esta maqueta con todo lujo de detalles se pondrá a la venta el próximo mes de agosto.

Cuando la conocida empresa danesa Lego se ha lanzado a reproducir a escala algún objeto con sus bloques de plástico interconectables siempre lo ha hecho con elementos reconocibles y populares. Obviamente, el Mini Cooper clásico cuenta con este prestigio, y es por ello que Lego ha decidido construir una réplica del mítico modelo.

Este icono de la automoción de los años sesenta está construido con 1.077 bloques de Lego, con los que se ha logrado simular hasta el más mínimo detalle del modelo real. Así, este Mini Cooper con carrocería en color verde y techo blanco cuenta con puertas, capó y maletero que se abren (el capó alberga un motor de cuatro cilindros, mientras que el maletero un picnic ideal para pasar un día de campo) e incorpora detalles como faros antiniebla o rueda de repuesto. Sus dimensiones son 25 centímetros de largo, 14 centímetros de ancho y 11 centímetros de alto.

El techo de este original Mini es desmontable, permitiendo así contemplar un interior cuidado también al máximo: asientos tapizados en color marrón, salpicadero con relojes y consola central, volante que gira, palanca de cambios, freno de mano…

Tan bueno ha sido el resultado, que Lego ha decidido poner a la venta este Mini Cooper clásico a escala a partir de agosto.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche