¡Alquila tu coche!

24 julio, 2008 por

La prudencia ante las ofertas excesivamente llamativas junto con el conocimiento de los aspectos claves a la hora de alquilar un coche, se convierten en firmes aliados para garantizar el mejor precio y servicio.

La prudencia ante las ofertas excesivamente llamativas junto con el conocimiento de los aspectos claves a la hora de alquilar un coche, se convierten en firmes aliados para garantizar el mejor precio y servicio.

La llegada del verano y las vacaciones es una época propicia para el alquiler de vehículos. Numerosos turistas organizan sus vacaciones en torno a un viaje que requiere ineludiblemente del alquiler de un vehículo motorizado. Hertz, una de las principales compañías del sector por volumen de arrendamientos, ha elaborado un decálogo de recomendaciones a la hora de llever a cabo el alquiler para así evitar disgustos y percances durante el periodo estival:


1. Requisitos mínimos. La mayoría de empresas exige entre 23 y 25 años de edad y un año de permiso de conducir. Además, para realizar la reserva y pagar el alquiler es necesario disponer de una tarjeta de crédito.


2. Coberturas y Seguros, ¿están incluidos en el precio? El seguro de responsabilidad frente a terceros es obligatorio para todos los vehículos. Lee detenidamente el contrato, sus condiciones y cláusulas ya que son innegociables. Presta atención al tipo de coberturas que incluyen, teniendo en cuenta las responsabilidades que asume la empresa en caso de robo, avería o daños al vehículo y sus respectivas franquicias, o importes máximos a los que debe hacer frente el titular del contrato en caso de que se produzca alguna incidencia durante el alquiler. La mayoría de las empresas dedicadas a alquilar vehículos ofrecen productos para eliminar esas franquicias. Interésate por conocer su coste y condiciones.


3. Multas de tráfico. En caso de infracción, es el conductor quien se hace cargo del pago de la misma. Y en el caso de que haya que retirar puntos del carné, también será el conductor quien responda, eximiéndose la compañía de toda la responsabilidad.


4. Lo más caro es el last minute. En el alquiler de vehículos no existen generalmente ofertas de última hora, por tanto lo más habitual es que cuanto antes se realice la reserva, más reducido será el precio. Algunas compañías ofrecen notables descuentos si se reserva al menos con siete días de antelación.


5. Contrata a través de Internet. Es más rápido, cómodo y barato que acudir a la oficina de alquiler o llamar por teléfono. Además, hoy en día, es una forma totalmente segura y fiable.


6. ¿Dónde recojo el coche? Como norma habitual, las oficinas situadas en lugares diferentes a aeropuertos y estaciones de tren (normalmente conocidas como “oficinas de ciudad”) cuentan con precios más económicos.


7. ¿Qué vehículo conduzco? Reserva acorde con tus necesidades. Según la cantidad de viajeros que seáis y el equipaje que llevéis con vosotros, deberéis contemplar un tipo u otro. Si sois pocos y con poco equipaje, solicita un modelo pequeño. Además de ser más barato, a nivel de carburante el ahorro será notorio. Los vehículos ecológicos son también una buena opción.


8. Planifica la ruta más económica. En muchos casos se alquila un vehículo en una ciudad con la previsión de devolverlo en otra distinta para así hacer una ruta. Es en estos momentos cuando la opción más conveniente es contratar los servicios Alquílalo Aquí/Devuélvelo Allí con que cuentan determinadas compañías. Aunque este servicio puede suponer un incremento de precio respecto del que pueden ofrecer las empresas de alquiler locales, que sólo permiten que el vehículo se devuelva en el mismo sitio en el que se alquiló, por otra parte te ahorrarás el importe de cualquier otro medio de transporte que tengáis que utilizar para llegar a vuestro destino final y además te permitirá disfrutar plenamente de todos los días y horas de vuestras vacaciones sin interrupciones.


9. Precios, por día y kilometraje. Normalmente suele haber un límite que ronda entre los 300 y los 500 kilómetros por día, aspecto que deberá estar especificado en el contrato. Si se sobrepasa, se cobrará un recargo por cada kilómetro.


10. Ojo con las ofertas muy llamativas. Ten cuidado con la publicidad engañosa. Algunas empresas ofrecen vehículos a precios realmente bajos, pero puede ocurrir que su estado no sea óptimo o que no estén incluidos todos los costes básicos. En este caso, el conductor se ve obligado a pagar suplementos como extensiones de seguro y kilometraje, asistencia en carretera, seguro por cancelación y otros gastos que, en conjunto, igualan o superan las tarifas de otras compañías.


11. Conducir en el extranjero. Si vas a cruzar fronteras, revisa la información que estas empresas tienen en Internet o pregunta por teléfono antes de formalizar la reserva por si necesitaras documentación especial. Infórmate acerca de la necesidad o no de disponer del carné de conducir internacional, en caso de que vayas a alquilar en el extranjero.


12. Recargos. Todas las empresas del sector cobran por el alquiler de accesorios como gps, manos libres, sistemas de sujeción infantil, reproductores dvd, etc. Además, tendrás que pagar un recargo por incluir conductores adicionales al titular del contrato. Aunque este último coste pueda parecer fácilmente omisible, siempre es recomendable que al menos dos personas estén autorizadas a conducir el vehículo de alquiler…nunca se sabe.


13. Penalizaciones. Hay que ser riguroso con la hora y el lugar acordado para la devolución del vehículo, así como con el límite de kilómetros. Los retrasos a la hora de devolver el vehículo pueden llevar consigo incrementos de tarifa notables, sobre todo si se ha reservado un precio especial (por ejemplo tarifa de fin de semana) y se incumple el período máximo de devolución implícito en esa oferta.


14. Cuida del vehículo. Durante el periodo de alquiler tú eres el responsable de que el vehículo llegue en las mismas condiciones en las que te lo alquilaron. Contratar productos que reducen o eliminan la responsabilidad máxima del titular del contrato de alquiler en caso de que se hayan producido daños en el vehículo es generalmente una sabia decisión. Evitarás así problemas y sorpresas a posteriori.


15. Gasolina. Normalmente los coches se entregan con el depósito lleno y deben devolverse en las mismas condiciones. De lo contrario, se deberá abonar un recargo puesto que supone un coste, tanto en recursos humanos como económicos para la compañía de alquiler. Las empresas de rent a car deben desplazarse para repostar el vehículo a las gasolineras más cercanas cuando se encuentran con los depósitos de los coches vacíos.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba