¡Ahorra hasta un 25% de combustible!

8 agosto, 2008 por

Circular a una velocidad uniforme de 90 km/h, utlizar adecuadamente el aire acondicionado o revisar la presión de los neumáticos son algunos de los consejos que la DGT recuerda para reducir sustancialmente el consumo.

Circular a una velocidad uniforme de 90 km/h, utlizar adecuadamente el aire acondicionado o revisar la presión de los neumáticos son algunos de los consejos que la DGT recuerda para reducir sustancialmente el consumo.

La Dirección General de Tráfico ( DGT ) aconseja a los conductores que pongan en práctica una serie de consejos y técnicas de conducción en los viajes para que puedan ahorrar en el consumo de combustible y reducir también la emisión de gases contaminantes, en especial de CO2, a la atmósfera.

Tráfico recuerda estos consejos, que se extraen del “Manual de Conducción Eficiente” editado por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), en esta época del año en que se produce el mayor número de desplazamientos de automóviles por carretera.


El manual explica que el vehículo automóvil utiliza un 15% de la energía total consumida en España, que proviene en el 98% de derivados del petróleo, y que el 40% de las emisiones totales de CO2 tiene su origen en el transporte por carretera.


Además, concluye en que una adecuada conducción podría ahorrar del 10% al 25% de combustible y reducir las emisiones de CO2 en un 15%.


Consejos para lograr el ahorro


Para conseguir este ahorro, la DGT propone una serie de consejos a los conductores. El primero de ellos tiene que ver con los neumáticos, cuya presión se debe comprobar mensualmente, ya que de ser inferior a la adecuada puede ocasionar un aumento del consumo de carburante de hasta un 4%.


Además, se debe revisar el equipaje porque el transporte de cada 100 kilos de peso gasta un 6% más de combustible.


Es preferible además usar marchas largas, respetando siempre los límites de velocidad, y mantener la distancia de seguridad para evitar frenazos, acelerones y consumos innecesarios.


También se debería arrancar sin pisar el acelerador y tendría que mantenerse, siempre que sea posible, una velocidad uniforme porque “apretar” el acelerador cuesta más dinero.


Conducir a altas velocidades aumenta el consumo de combustible, subraya la DGT , que recuerda que los fabricantes de automóviles hacen los cálculos sobre consumo de combustible de sus vehículos a 90 kilómetros por hora, la velocidad a la que menos consumo se produce. A 120 kilómetros por hora se consume un 30% más.


El último consejo de Tráfico está relacionado con el aire acondicionado, cuyo uso inadecuado supone derrochar energía y dinero. La temperatura ideal del habitáculo es de 23-24 grados, por lo que se recomienda utilizar los sistemas de refrigeración sólo cuando la temperatura ambiente supere los 25 grados. Con el aire acondicionado a 25 grados aumenta el consumo de combustible un mínimo de un 12%.


Así, la DGT asegura que «en ciudad y a bajas velocidades, abrir la ventanilla es más eficiente que usar el aire acondicionado». Todo lo contrario de lo que ocurre en carretera, donde resulta más eficiente energéticamente utilizar el aire acondicionado a la potencia adecuada y cerrar la ventanilla.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba