Con un consumo inferior a los 3 l/100 km, este híbrido enchufable, que aparecerá en 2014, ofrece una autonomía de 35 km en modo eléctrico. El BMW i8 ofrecerá también una conducción más dinámica en recorridos no urbanos con la entrada en juego de un motor 3.0 de gasolina.