*

Sometemos a prueba al Skoda Spaceback 1.6 TDi 105 CV 201335

Sometemos a prueba al Skoda Spaceback 1.6 TDi 105 CV 2013

9 Abril, 2014, modificada el 30 Abril, 2014 por

El Skoda Rapid Spaceback 1.6 TDi de 105 CV es un coche que ha demostrado ser muy práctico en el día a día por su amplio interior y bajos consumos. Tal vez la gran pregunta sobre este modelo es si merece la pena respecto al modelo de quien deriva, ¿qué ventajas tiene frente al Skoda Rapid?, lo vemos.

Nuestra valoración: 7,7 Notable

7

8

7

8

7

9

Destacable

  • Relación precio/producto
  • Consumos
  • Practicidad

Mejorable

  • Espacio plazas traseras
  • Sólo 5 marchas
  • Reposabrazos delantero

El Skoda Spaceback de la prueba de hoy es un ejemplo perfecto de lo que yo suelo llamar “un coche honesto”: tiene todo lo que uno necesita de un automóvil, es práctico, sencillo, cómodo, amplio, gasta poco y el precio no está mal. La pregunta que me asalta es si hay alguna ventaja respecto al Rapid, el modelo del que deriva. Estéticamente me parece que sí, personalmente me gustan los coches tipo ranchera más que las berlinas, pero en el uso diario, el Spaceback no gana mucha versatilidad ni litros de capacidad frente a su hermano como veremos más adelante.

El motor 1.6 TDi de 105 CV es el complemento perfecto en este coche. Sus prestaciones son más que decentes y gasta realmente poco pese a tener una caja de cambios de sólo 5 relaciones cuando lo normal empiezan a ser las de 6. Ya que hablo de la mecánica, me ha sorprendido lo bien aislado que está el habitáculo de su sonido, mejor que en el Seat Toledo que pude probar en su día.

Prueba Skoda Spaceback 1.6 TDi 105 CV, Baiona, Rubén Fidalgo35
El color rojo favorece al Spaceback.

Hay a quien no le gusta que todos los modelos de una misma compañía se parezcan demasiado, y en el caso de Skoda es difícil distinguir si estamos ante un Rapid o un Octavia (que son los más recientes) al primer golpe de vista. Personalmente me parece bien que una marca mantenga un cierto aire de familia en su gama y en el Spaceback, aunque me resulta algo anodino, me gusta como han solucionado el añadir una ventana más al lateral, transformando la berlina en un coche familiar.

Al prolongar el techo unos centímetros más, la puerta trasera deja un espacio más alto para acceder a los asientos de la segunda fila que en el Rapid, ya que en éste la puerta va descendiendo siguiendo la caída del techo hacia el portón.

Estéticamente no es un diseño espectacular, pero sí resulta homogéneo y proporcionado, algo que no es fácil de conseguir en un coche bastante compacto en sus dimensiones y con aire de station wagon.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

1 Comentario

Rubén Fidalgo 11 Abril, 2014

El Skoda Spaceback es un claro ejemplo de lo que yo suelo llamar “Coche honesto”. Ofrece buenas cualidades por un precio muy competitivo, está bien construido y en ningún momento pretende ser lo que no es.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com