*

Sometemos a prueba el Alfa Romeo MiTo 1.6 JTDm Sportiva 120 CV41

Sometemos a prueba el Alfa Romeo MiTo 1.6 JTDm Sportiva 120 CV

23 junio, 2014, modificada el 24 junio, 2014 por

El Alfa Romeo MiTo Sportiva se distingue por un acabado y una puesta a punto de su bastidor más racing. En el interior, los asientos Sabelt prometen fuertes sensaciones, pero el resultado no es tan bueno como uno se espera de un especialista de este nivel, pese a las bondades del modelo.

Nuestra valoración: 7,7 Notable

8

8

8

7

7

8

Destacable

  • Imagen atractiva.
  • Relación prestaciones/consumo.
  • Personalidad.

Mejorable

  • Asientos Sabelt.
  • Tacto de la dirección.
  • Incómodo en ciudad.

Aunque ya no llama tanto la atención como cuando llegó al mercado en 2008, lo cierto es que sigue siendo un coche con un atractivo superior a la media de su segmento y, si además lo “vistes” un poco de sport, el Alfa Romeo MiTo Pack Sportiva luce todavía más.

Equipado con unas llamativas llantas de 18 pulgadas, faros con máscara negra y unos impresionantes asientos tipo baquet con el armazón realizado en fibra de carbono y firmados por el especialista Sabelt, esta edición del MiTo tiene un aspecto que impone.

El mítico trébol de 4 hojas ha estado reservado a las versiones más “prestacionales” de las respectivas gamas de Alfa Romeo desde que el carismático piloto Ugo Sivocci lo pintó por primera vez sobre su coche de carreras para alejar la mala suerte que solía tener en las diferentes competiciones. El trébol cumplió su misión y Sivocci ganó la Targa Florio de 1923, otorgando a Alfa Romeo el primer título en una carrera internacional.

En el caso del MiTo de la prueba de hoy, el famoso amuleto verde está presente sobre los pasos de rueda delanteros, custodiando la mecánica diésel más potente disponible para este coqueto utilitario. Aunque sus prestaciones son buenas, lo cierto es que no lo son tanto como para justificar una puesta a punto del chasis tan radical como la de esta versión. El conjunto resulta un tanto desequilibrado, con unas suspensiones muy rígidas que lo hacen incómodo en el día a día y a las que no se les saca partido con esta mecánica.

Prueba Alfa Romeo MiTo Quadrifoglio Verde diésel 120 CV, Os Peares, Rubén Fidalgo41
No cabe duda de que es un coche atractivo.

Dentro de los coches pequeños, el MiTo es uno de los más atractivos gracias a su diseño, con un frontal en el que la parrilla en forma de corazón de Alfa Romeo y unas formas muy redondeadas y agresivas otorgan a este modelo una imagen con mucha personalidad y un aire distinguido que la mayoría de sus rivales no posee y que se percibe en detalles como su llave, que imita la forma de la parrilla delantera.

La vista lateral está marcada por su cintura alta y unos voladizos muy recortados, con las ruedas prácticamente en los extremos de la carrocería, algo que, además de la estética, beneficia el comportamiento dinámico, al hacer más grande la superficie de apoyo sobre el asfalto.

La parte trasera es tal vez la que resulta menos atractiva; las dimensiones del MiTo son bastante recortadas y hay que lograr un espacio interior lo suficientemente práctico como para no perder la partida en este apartado en el segmento B, así que el portón cae casi en vertical desde el techo hasta el paragolpes.

Las llantas de 18 pulgadas (acabadas en negro mate y aluminio pulido) y la suspensión deportiva le dan un aire aún más agresivo al MiTo, resultando un conjunto muy atractivo.

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

2 Comentarios

Jandro 23 junio, 2014

Probablemente no será el mejor de su categoría, pero sin duda es el más bonito. Me parece precioso, con un frontal que parece un animalito buscando un hogar. Me encanta.

Samu 28 julio, 2014

Respondiendo a Jandro… Sí que puede ser el mejor de la categoría, pero lo cierto es que por alguna razón, el mercado se empeña en que no lo es, diciendo estupideces como que el fiesta o el polo son la crema; tengo el mito en casa y se los come a todos con patatas, porque posee un chasis fuera de lo común… ¿Lo malo? acostumbrarse a la dirección que parece flotante y no te incita a atacar al límite en un principio. Cuando lo conoces, la cosa cambia y te aseguro que impresiona por chasis. Tiene motores mejores que el diesel, pero apenas los hay más rápidos en la categoría. Por lo demás, precioso, como bien dices.
PD: Que den la misma nota al chasis del mito que al fiesta (en muchas ocasiones) es como para cometer un crimen, es blasfemia, el mito se agarra mucho mejor, pero mucho.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...