*

Sistemas de seguridad del Mercedes Clase E, antesala de la conducción autónoma1

Sistemas de seguridad del Mercedes Clase E, antesala de la conducción autónoma

4 noviembre, 2016 por

Los sistemas de seguridad del Mercedes Clase E sitúan a la berlina alemana como, según la firma, el vehículo más inteligente del mundo y todo un hito tecnológico que servirá de eslabón con la más que próxima conducción autónoma.

Sistemas de seguridad del Mercedes Clase E, antesala de la conducción autónoma1

“Ya tenemos la tecnología. La infraestructura y la legislación son los problemas”, así de contundente se ha mostrado uno de los responsables de Mercedes respecto a la conducción autónoma. Esta afirmación ha tenido lugar durante un evento organizado por la marca para mostrar el funcionamiento de algunos de los sistemas de seguridad del Mercedes Clase E.

La décima generación de esta berlina es, a día de hoy y hasta la llegada del próximo Mercedes Clase S, el mayor escaparate tecnológico de la marca. Precisamente, los sistemas de seguridad y asistencia a la conducción del Mercedes Clase E se sitúan entre los más avanzados de la categoría y son, como no podía ser de otra manera, motivo de orgullo para una firma que siempre se ha caracterizado por la innovación y el liderazgo en cuanto a seguridad se refiere.

El ABS y las zonas de deformación programada, por poner dos ejemplos, se las debemos a la marca de la estrella. El ESP, que tantas vidas ha salvado, o el airbag también son sistemas que introdujeron antes que nadie los modelos de Mercedes. Queda claro, entonces, que la seguridad siempre ha sido un tema prioritario para Mercedes-Benz.

Si tuviéramos que enumerar la lista de sistemas de seguridad y asistencia a la conducción que incorpora o puede incorporar, ya que algunos son parte de la lista de equipamiento opcional, el nuevo Mercedes Clase E, la extensión de este artículo sería mareante, por lo que citaremos aquellos de los que hemos podido comprobar su funcionamiento, y algunos otros que ha llamado nuestra atención por el carácter novedoso de los mismos

    • Drive Pilot. Este es, precisamente, uno de los sistemas que nos demuestra que la conducción autónoma está más cerca de lo que pensamos. Se trata de un avanzadísimo control de crucero adaptativo, capaz de funcionar hasta los 210 km/h, que, además de mantener la distancia fijada con el vehículo precedente, puede trazar curvas suaves en la autopista mediante su intervención en la dirección. Asimismo, adapta automáticamente la velocidad del Mercedes Clase E a las señales de limitación de la carretera e interviene activamente en el cambio de carril, cuando activamos el intermitente. Otra de las funcionas con las que cuenta es la de reanudación de la marcha, si la parada no ha sido de más de 30 segundos.

 

 

    • Servofreno de emergencia activo con función para cruces. Todos los Mercedes Clase E cuentan de serie con el sistema de frenada de emergencia automática. Cuando, gracias a los tres radares y la cámara, el Mercedes Clase E detecta que estamos en peligro de sufrir una colisión frontal, el sistema avisa visual y acústicamente al conductor del riesgo y, en el caso de que no haya reacción por parte de éste, frena de forma totalmente autónoma al vehículo, incluso aunque estemos acelerando. Como parte del equipamiento opcional, podemos añadir una cámara extra que permite al vehículo detectar el riesgo de choque con los peatones o vehículos que se aproximan lateralmente para atravesar un cruce. Además, amplia su rango de funcionamiento hasta los 100 km/h.

 

 

    • Asistente de maniobra de esquiva. En caso de que el conductor inicie, consciente o instintivamente, una maniobra de esquiva, el sistema calcula la necesidad de giro para esquivar el objeto y la aplica a la dirección. De esta forma, nos aseguramos la esquiva, pero, además, sin perder el control del coche.

 

 

    • Pre-Safe Sound: En caso de detectarse un peligro de colisión, el sistema emite una breve señal acústica a través del sistema de sonido. La señal prepara al oído de los ocupantes para el ruido del impacto y, de esta manera, se protege al sistema auditivo de posibles lesiones.

 

    • Pre-Safe impulso lateral: En caso de detectarse una colisión lateral inminente, el sistema desplaza lateralmente al conductor o al acompañante de manera preventiva para alejarlo de la zona de peligro. Para ello se infla en fracciones de segundo, en el lado del impacto, una cámara de aire que está integrada en el lateral del respaldo delantero.

 

    • Piloto automático para aparcar a distancia. A través del smartphone, el conductor podrá aparcar el Mercedes Clase E desde exterior. Gracias a esta función, podremos, por ejemplo, aparcar en huecos estrechos que no nos permiten abrir las puertas para entrar y salir del vehículo.

 

A estos sistemas de seguridad del Mercedes Clase E, podríamos añadir, entre otros, el sistema de alumbrado con tecnología LED, el detector activo de cambio de carril, el control activo de ángulo muerto, etc.

En definitiva, el nuevo Mercedes Clase E se presenta en el mercado como un auténtico laboratorio con ruedas y nos anticipa la inminente llegada de la conducción autónoma.

Vídeo de los sistemas de seguridad del Mercedes Clase E

 

Marcos Diego

Creció en un Lancia Delta, su primer coche fue un Alfa Romeo 156 y ahora conduce un Fiat Stilo. Hasta que llegue el momento de su inevitable marcha para sustituir a Sergio Marchionne a los mandos del gigante turinés, disfrutamos de él en Autocasión.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...