*

Se acabaron las persecuciones de coches6

Se acabaron las persecuciones de coches

22 Diciembre, 2016 por

Se acabaron las persecuciones de coches en las que disparan a las ruedas, lanzan redes electrificadas para bloquear la electrónica del coche, etcétera. La nueva idea es provocar que las ruedas del coche de los malos se enrede en un ovillo y no puedan seguir rodando.

Se acabaron las persecuciones de coches6

Se llama Police Bumper’s Grappler (algo así como parachoques luchador de policía) y es un nuevo invento para detener a los coches de los malos. Lo que hace este dispositivo es bloquear e inutilizar las ruedas traseras del vehículo perseguido, que de este modo no puede continuar.

El Grappler va montado en un soporte en la parte delantera del coche de policía,que tiene que ser pesado, para no ser arrastrado durante la maniobra. Consta de unos brazos con un mecanismo abatible y una red de nylon de alta resistencia, similar al de las eslingas.

En posición normal esta red está replegada y el mecanismo va en posición vertical en el paragolpes delantero. El vehículo policial se debe acercar al perseguido y a una distancia prudencial despliega el mecanismo, se pone horizontal y a ras de suelo. El coche policial se debe acercar de modo que la red de nylon roce el neumático trasero del otro coche para enredare en ella y bloquearla, de modo que el vehículo perseguido quede, literalmente, atrapado en la red.

Como una imagen vale más que mil palabras, lo que mejor es que lo veas en acción en el siguiente vídeo.

Vídeo del Grappler de policía

Fuente: Newatlas

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com