*

Prueba y presentación Seat Ibiza Cupra 201524

Prueba y presentación Seat Ibiza Cupra 2015

24 noviembre, 2015, modificada el 25 noviembre, 2015 por

Tras esta toma de contacto con el nuevo Seat Ibiza Cupra 2015 queda claro que la marca ha cumplido con el pliego de condiciones: más prestaciones, más confort, mejor comportamiento dinámico, mejor calidad percibida y, aun encima, más barato, desde poco más de 17.000 euros.

Nuestra valoración: 7,2 Notable

7

8

8

7

7

6

Destacable

  • Precio.
  • Versatilidad.
  • Prestaciones.

Mejorable

  • Selector del cambio alejado.
  • Refrigeración de los frenos.
  • Sobriedad interior.

Han pasado casi 20 años desde que en 1996 se presentó la primera generación del Seat Ibiza Cupra con un motor de 150 CV y se notan. Con la llegada del nuevo Seat Ibiza Cupra 2015, la marca española ha querido mejorar en todos los aspectos a su utilitario más deportivo potenciando todas sus facetas para convertirlo en el mejor Seat Ibiza Cupra de todos los tiempos.

Más potente, con mejores prestaciones, un interior mejor acabado y con una calidad percibida mucho mayor y una versatilidad excepcional al haber logrado aumentar dos facetas aparentemente antagónicas: confort y eficacia.

Las ventajas del nuevo Seat Ibiza no acaban ahí. El nuevo modelo está también mejor equipado, con elementos como el sistema Full Link multimedia, los nuevos detalles introducidos en el Ibiza 2015… y todo ello por 21.400 euros, es decir, 1.400 euros menos que el anterior Cupra, una cantidad que se puede llegar a ver reducida hasta unos increíbles 17.680 euros con las numerosas campañas vigentes. Por este precio, el Ibiza cupra es uno de los coches con una relación euros/prestaciones mejor del mercado.

Tramo cerrado en vídeo


Presentación y prueba Seat Ibiza Cupra 2015, Rubén Fidalgo24
El Seat Ibiza Cupra 2015 apenas difiere en lo estético, sólo las nuevas llantas de 17 pulgadas en color negro y detalles mínimos lo distinguen.

El diseño del Seat Ibiza Cupra 2015 se ve beneficiado de los cambios estéticos introducidos con la llegada del Ibiza 2015, no muy profundas, pero eficaces para hacer ganar en atractivo a uno de los modelos más veteranos del segmento B (utilitarios).

Exteriormente la mayoría de los cambios se centran en los nuevos grupos ópticos, tanto delante como detrás, la carrocería con las aristas más marcadas para darle un aire más robusto etc.

El Seat Ibiza Cupra 2015 sólo se comercializa (ya está disponible) con la carrocería SC de 3 puertas, la más coherente con el planteamiento sport de este vehículo, además de disponer de una mayor rigidez torsional al carecer de puertas traseras.

Las diferencias entre el Cupra y el resto de la gama Ibiza se aprecian desde el primer momento, con una altura rebajada al suelo, un paragolpes delantero con un faldón más prominente (repleto de entradas de aire para refrigerar la mecánica), el parachoques trasero con la salida de escape central y los faldones en negro y unas nuevas llantas de 17 pulgadas, también en color negro (opcionales).

El resultado cumple su cometido y hacen que el Cupra destaque respecto a los demás Ibiza. Personalmente no me gusta mucho ver los dos pequeños tubos de escape que asoman en la enorme abertura que hay para ellos en el parachoques, uno espera una salida de gases más poderosa asomando por esa enorme ventana, pero lo cierto es que el Ibiza Cupra 2015 tiene una buena planta sin necesidad de caer en lo estridente.

Seat Ibiza Cupra 2015: sobriedad germana

Presentación y prueba Seat Ibiza Cupra 2015, interior, Rubén Fidalgo24
Los asientos sujetan bien el cuerpo y proporcionan suficiente confort.

Al abrir las generosas puertas que dan acceso al Cupra, lo primero que llama la atención son sus excelentes asientos, que, además de un buen aspecto, sujetan bien el cuerpo y resultan cómodos. Lo siguiente de lo que nos daremos cuenta es del volante de piel deportivo, el pomo del selector del cambio, también específico y el pedalier deportivo. Por lo demás, es un Seat Ibiza tope de gama, demasiado austero para mi gusto, sobre todo si tenemos en cuenta la edad del público objetivo de este tipo de modelos. En mi opinión falta un poco de “vidilla” en el interior del Ibiza Cupra. No pido neones por la consola central ni carteles por todas partes recordando que estamos en un Ibiza distinto al resto, pero sí algo de chispa. Por cierto, uno de los que tiene molesta bastante debido a los constantes destellos que provoca el sol sobre el radio inferior del volante de material plástico brillante, una mala idea colocar algo que provoca deslumbramientos en una parte tan a la vista del conductor.

La instrumentación es completa y legible, la postura de conducción se logra de manera fácil gracias a los múltiples reglajes del asiento y la columna de dirección, los pedales están bien colocados… todo está en su sitio, menos la palanca de cambios, demasiado alejada del volante en un coche en el que vamos a querer jugar con ella constantemente.

La calidad percibida en el interior del Ibiza Cupra me ha parecido mayor que en la de uno de sus principales rivales, el Ford Fiesta ST o el Opel Corsa OPC, pero- tal vez por esa falta de alegría- me resulta más sugerente el del Peugeot 208 GTi, claramente más “sport” y diferenciado del resto de la gama.

El espacio es correcto y no varía en ninguna cota respecto al resto de modelos Ibiza, con un interior en la media de su categoría y un maletero de formas muy aprovechables (y que podremos ampliar abatiendo los asientos).

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...