*

Prueba y presentación del SsangYong Tivoli diésel y GLP 201546

Prueba y presentación del SsangYong Tivoli diésel y GLP 2015

21 Octubre, 2015, modificada el 25 Octubre, 2015 por

Las esperadas versiones diésel y GLP del SsangYong Tívoli ya están disponibles en los concesionarios de la marca en España y hemos podido probarlas. El agrado de uso del diésel gracias al mayor par motor es todo un aliciente en este modelo, pero la economía de utilización del GLP es mayor.

Nuestra valoración: 6,8 Bastante bueno

7

7

6

7

7

7

Destacable

  • Agrado de uso (diésel).
  • Economía de uso (GLP).
  • Relación precio/producto.

Mejorable

  • Reacciones del eje trasero.
  • Falta de par motor(GLP).
  • Maletero menor (GLP).

Ya sólo faltan por llegar al mercado las variantes de tracción total (sólo disponibles con la mecánica diésel) para que quede completa la familia del SsangYong Tivoli. El resto de la gama ya está completa con el lanzamiento de las motorizaciones diesel de 115 CV y bi-fuel de GLP y gasolina con la mecánica de 128 CV que os presentamos en esta toma de contacto.

Aprovechando el relanzamiento del modelo con la llegada de estas nuevas versiones, SsangYong ha introducido una nueva gama de elementos de personalización que hacen que el Tivoli sea más llamativo, de hecho, según los estudios llevados a cabo por sus departamentos, los modelos personalizados llaman 4 veces más la atención que las versiones estándar.

Teniendo en cuenta que, en el mercado español actual, uno de cada cinco coches matriculados es un SUV y que de éstos el 64% son diésel, no cabe duda de que el nuevo SsangYong Tivoli XDi de 115 CV se convierte nada más llegar al mercado en el modelo más importante para la marca coreana.

Aunque las versiones de tracción total no llegarán hasta los primeros meses de 2016, llama la atención la amplia oferta de variantes disponibles con la mecánica diésel que puede ir asociada a la nueva caja de cambios automática de 6 velocidades fabricada por Aisin (el mayor fabricante del mundo de cambios automáticos con convertidor de par), tanto con tracción delantera como con la 4WD.

Me ha gustado el agrado de conducción que proporciona el generoso par motor del Tivoli diésel. Gracias a su turbo de geometría variable eléctrica es capaz de llenar los cilindros desde pocas rpm, lo que hace que no necesitemos usar tanto el cambio y baja los consumos.

La variante de GLP toma como punto de partida el motor de gasolina de 128 CV, una mecánica que huye de las complejidades técnicas para ofrecer una elevada fiabilidad, pero cuya falta de par motor hace que sea necesario estar demasiado pendiente del cambio de marchas, como pude constatar en la prueba del SsangYong Tivoli Limited de gasolina. Esta falta de empuje por debajo de las 4.000 rpm hace que la relación de cambio tenga que ser bastante cerrada y de desarrollos cortos, lo que penaliza los consumos a velocidad sostenida por autovía. Sin embargo, el bajo coste del combustible (la mitad que la gasolina o el gasóleo) hace que siga siendo claramente más económico en el día a día que la versión diésel, además de contaminar menos.

Prueba y presentación del SsangYong Tivoli diésel y GLP 201546
Las posibilidades de personalización son más de cien.

El SsangYong Tivoli ya tiene un diseño que resulta llamativo de forma natural, especialmente en las versiones con la carrocería en dos tonos de pintura. Sus líneas se prestan bastante a este tipo de personalizaciones, por lo que marca ha querido sacar provecho de esta cualidad ofreciendo más de 100 posibles combinaciones decorativas.

Con la llegada de las dos nuevas ofertas mecánicas, el Tivoli cuenta con la posibilidad de equipar una serie de adhesivos que enfatizan sus líneas llamativas. En total son más de 100 las combinaciones posibles: dobles bandas en los extremos del capó, una sola banda gruesa, doble banda central, techo ajedrezado, varios colores para las bandas, techo en color… El precio de estos “stickers” va desde los 75 euros de las bandas para el capó, hasta los 450 euros del techo vinilado, cuya instalación es llevada a cabo en las instalaciones de la importadora en España, mientras que las bandas adhesivas se pueden montar en cualquier momento en los concesionarios.

Personalmente no me ha gustado el techo vinilado. Los colores son acertados y la calidad del adhesivo es 3M, pero su acabado no es correcto y se aprecian arrugas en las esquinas (puedes ver el detalle en la galería de fotos), aunque SsangYong ofrece una garantía de 5 años.

Por lo demás, no hay diferencia alguna entre los nuevos Tívoli diésel y GLP respecto a las variantes de gasolina que ya estaban en el mercado, con un diseño desenfadado y juvenil que resulta atractivo.

Puedes ver todos los detalles de personalización del Tivoli en la galería fotográfica.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com