*

Prueba y presentación del Citroën Berlingo eléctrico 201417

Prueba y presentación del Citroën Berlingo eléctrico 2014

30 mayo, 2014, modificada el 2 junio, 2014 por

El Citroën Berlingo Electric supone una interesante alternativa para el transporte de mercancías de corto alcance y reparto urbano. Con la misma planta motriz del Citroën C-Zero de 67 CV, se han optimizado las baterías para lograr una autonomía de 170 km y conservar un espacio de carga idéntico al del modelo de combustión interna.

Nuestra valoración: 6,8 Bastante bueno

7

7

6

7

6

8

Destacable

  • Espacio de carga.
  • Facilidad de uso.
  • Silencio en el trabajo.

Mejorable

  • Precio.
  • Garantía de las baterías.
  • Autonomía muy variable.

Desarrollado con apoyo de la Xunta de Galicia, el nuevo Citroën Berlingo Electric toma prestado de su socio Mitsubishi la planta motriz empleada en el Citroën C-Zero y en el Peugeot iOn, pero mejorando algunos elementos como las baterías. Así, se ha aumentado la autonomía hasta los 170 km sin robar ni un solo litro de capacidad al generoso espacio de carga.

Este Citroën eléctrico tiene dos importantes ventajas, según las palabras del propio Luis Porro (director de comunicación de la marca en España):

  • Puede aparcar gratis en las zonas de estacionamiento regulado de las ciudades.
  • Puede circular libremente en áreas de acceso restringido a vehículos de combustión interna, cada vez más frecuentes y extensas (como es el caso del centro de Londres).

A estas dos ventajas para el trabajo diario de reparto y transporte de mercancía, yo añadiría otras dos que me han resultado muy evidentes durante la pequeña prueba que he podido llevar a cabo. La primera de ellas es que al no tener caja de cambios, el suelo es plano y diáfano. De este modo, el conductor puede bajarse por la puerta del lado derecho fácilmente, algo que tendrá que hacer más de una vez a la hora de hacer repartos por las estrechas calles de los cascos urbanos históricos. Además, aporta seguridad, al podernos bajar del coche del lado de la acera, sin exponernos al tráfico y a atropellos.

La otra gran ventaja viene por el entorno de trabajo y es el silencio. Estoy seguro de que eso de no oír el molesto ruido del motor y notar las vibraciones cada vez que paramos a dejar una mercancía y volvemos a rodar supone un importante aumento del confort para el trabajador.

Respecto a si merece o no la pena frente al Berlingo con mecánica convencional… depende. El coste por kilómetro -si no tenemos en cuenta el precio de adquisición del vehículo- es un argumento definitivo, porque seremos capaces de hacer 170 km con 3,7 euros (si aprovechamos la autonomía máxima y no sigue subiendo el recibo de la luz). Pero los 23.900 euros (sin IVA) suponen una diferencia de casi 10.000 euros frente a un Berlingo con mecánica convencional, un abismo casi insalvable.

Presentación y prueba Citroën Berlingo Electric 2014, Vigo17
El Berlingo tiene unas formas muy prácticas.

Estéticamente, las diferencias entre el Citroën Berlingo que todos conocemos (desde su lanzamiento, en 2012) y el protagonista de esta toma de contacto son prácticamente inexistentes. Al contrario que otros fabricantes, que buscan distinguir sus modelos eléctricos incorporando franjas azules en la parrilla delantera, rebajando carrocerías para hacerlas más aerodinámicas, etc., el Berlingo Electric sólo se reconoce por la segunda toma de alimentación que monta tras el paso de rueda delantero derecho.

Obviamente, se trata de un coche para trabajar, por lo que en su dibujo no se han buscado unas líneas fluidas ni que pretendan “despertar nuestros sentidos”, pero tampoco está mal desde el punto de vista estético, con un frontal con cierta gracia. Si nos ceñimos al diseño práctico del Berlingo, no hay nada que objetar; el vehículo cumple sobradamente con la función para la que ha sido creado, con un aprovechamiento del espacio muy bueno y una altura algo elevada para facilitar al conductor la entrada y salida del coche varias veces durante su trabajo.

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...