*

Prueba Volvo XC90 D5 201557

Prueba Volvo XC90 D5 2015

17 noviembre, 2015, modificada el 2 octubre, 2016 por

El Volvo XC90 ha nacido para ser una especie de B17 sobre el asfalto, una “Fortaleza Rodante”. Sus sistemas de seguridad y asistencia a la conducción son muy avanzados, sus materiales interiores están en lo más alto y su tamaño e imagen de marca son imponentes.

Nuestra valoración: 7,7 Notable

Diseño 8

Notable

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 9

Sobresaliente

Equipamiento 8

Notable

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Amplitud interior.
  • Calidad de materiales.
  • Seguridad.

Mejorable

  • Peso excesivo.
  • Tamaño.
  • Acceso a tercera fila.

El Volvo XC90 2015 viene dispuesto a plantar cara a lo más grande (en todos los sentidos del término) del segmento de los SUV de lujo. Modelos como el Audi Q7, Mercedes GLE, o Porsche Cayenne están en el punto de mira de este modelo escandinavo, que, además de un interior lujoso y una seguridad a prueba de bombas, ofrece la versatilidad de sus 7 plazas.

En esta ocasión, sometemos a examen en Autocasion.com a la versión diésel de 225 CV en el acabado más alto de gama, el Volvo XC90 D5 Inscription. Acoplado a la caja de cambios automática de 8 velocidades y al sistema de tracción total 4WD, este motor de 2 litros y 4 cilindros destaca por ser capaz de mover con bastante soltura un conjunto que supera holgadamente las dos toneladas de peso.

Su completo equipamiento (sobre todo en cuanto a sistemas de asistencia a la conducción y seguridad se refiere), su imagen robusta y con ciertos matices futuristas (especialmente en el frontal) y un interior con una calidad de materiales excepcional son las principales bazas de este Volvo, pero no las únicas.

Si en seguridad y cuidado de los interiores está claramente por encima de la media, su comportamiento en carretera (y fuera de ella) no está a la altura de sus principales rivales. Su suspensión neumática no está bien afinada y el sistema de frenos sufre bastante para contener la enorme masa de esta mole de 4,95 m de largo,  1,92 m de ancho y 1,77 m de alto.

Vídeo prueba Volvo XC90 D5 Inscription 2015

Prueba Volvo XC90 D5 Inscription 2015, Baiona, Rubén Fidalgo57
El Volvo XC90 tiene un aspecto rotundo e imponente.

La fortaleza volante, así llamaban al bombardero B17 que participó en el bando aliado durante la Segunda Guerra Mundial. Este sobrenombre le venía impuesto por el proyecto en el cual se estimó oportuno armarlo hasta los dientes para ser invulnerable a los ataques enemigos al volar sin escolta. El motivo era que su autonomía de vuelo era superior a la de los cazas de escolta, por lo que la mayoría de sus misiones las realizaba en solitario.

El Volvo XC90 también dispone de todo un arsenal de sistemas de seguridad para defender a sus pasajeros y, aunque están en sus entrañas, la verdad es que exteriormente da esa impresión de coche inexpugnable. Esa sensación destaca especialmente en la parte delantera, con un frontal muy macizo en el que sus excepcionales faros Full LED inteligentes dan un toque futurista muy llamativo, especialmente con las luces diurnas (e indicadores de dirección) que imitan al “Martillo de Thor“, a ambos lados del símbolo de Vulcano que preside la rejilla frontal de los Volvo desde hace décadas.

Pese a que sus dimensiones no son desorbitadas (todos sus rivales se mueven en las mismas cifras o incluso superan los 5 m de largo), las formas angulosas y los “hombros” marcados del XC90 hacen que parezca mucho más grande de lo que en realidad es. A este efecto también contribuye la pintura en color “Luminous Sand” (con un sobreprecio de 1.132 euros).

En la parte trasera me gustan los grupos ópticos. Al tener un diseño tan alargado, en la vertical se ven muy bien en los atascos y también lateralmente, lo que aumenta nuestra seguridad.

Las llantas de 20 pulgadas (con neumáticos 275/45-20) tienen un diseño atractivo, pero son muy difíciles de limpiar debido a una oquedad que queda entre el radio y el aro de la llanta, donde, además, se acumula el barro cuando circulamos fuera del asfalto y provoca desequilibrios hasta que lavamos bien la llanta.

Las formas angulosas de la carrocería permiten unas puertas amplias que dejan un cómodo acceso al interior, pero es una lástima que éstas no cubran el faldón del coche, que queda expuesto a salpicaduras y suciedad que acabará en las perneras de nuestros pantalones cuando nos subamos o bajemos del Volvo XC90. Un detalle que habría que cuidar en un vehículo de este porte.

No te pierdas todos los detalles del Volvo XC90 en la galería fotográfica.

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

2 Comentarios

jcl 23 noviembre, 2015

video cojonudo como siempre Rubén……y muy bien explicado….este coche y el q7 nuevo son modelos que me gustan pero les veo demasiado \\\” mazacotes\\\”…tanta tecnología vanguardista pero no he visto el tan simple y necesario indicador de la temperatura del motor……..un saludo y seguir asi.

Rubén Fidalgo 25 noviembre, 2015

Hola jcl, gracias por tus críticas y por seguirnos con fidelidad. Un abrazo.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...