*

Prueba Volkswagen Tiguan 2.0 TDi BlueMotion 110 CV 4×241

Prueba Volkswagen Tiguan 2.0 TDi BlueMotion 110 CV 4×2

10 diciembre, 2015, modificada el 16 diciembre, 2015 por

El Volkswagen Tiguan ya tiene un sucesor y esto hace que sea un buen momento para plantearse comprar uno a buen precio, antes de que llegue el nuevo modelo. Cierto que el Tiguan 2016 es más atractivo y lo supera en tecnología, pero la relación precio/producto del que ves en esta prueba es de lo más interesante.

Nuestra valoración: 6,5 Bastante bueno

6

7

7

7

6

6

Destacable

  • Espacio interior.
  • Consumos ajustados.
  • Calidad percibida.

Mejorable

  • Interior sobrio.
  • Aceleraciones pobres.
  • Veteranía.

El modelo que puedes ver en esta prueba tiene los días contados tras la presentación de la nueva generación del VW Tiguan en el Salón de Frankfurt, pero, con un precio de partida que apenas supera los 20.000 euros, queda claro que se trata de un coche muy interesante.

La versión T1 con el motor 2.0 TDi de 110 CV, con cambio manual de 6 marchas y tracción al eje delantero, es más que suficiente para la satisfacer la mayoría de las necesidades reales de los conductores españoles, que apenas salen del asfalto aunque prefieran un SUV. En defensa del Tiguan, pese  a su apariencia de crossover, se trata más de un modelo con buenas dosis de practicidad para el día a día, como vehículo familiar, que de un SUV, sobre todo si se trata de una versión de tracción delantera, como es el caso.

En efecto, con un interior amplio, banqueta trasera corredera para proporcionar más espacio a los pasajeros o a la carga, salidas de aireación para las plazas traseras y una altura que, sin ser excesiva, es más alta que la de un turismo, el Tiguan se revela como un práctico monovolumen compacto de aspecto robusto.

La gran pregunta es si, con este pliego de condiciones, hay sitio en el mercado para tres modelos con un enfoque muy similar (aparentemente) como son el VW Tiguan, el Touran y el Golf Sportsvan… o incluso el VW Golf Alltrack, por aquello del lado aventurero.

A lo largo de esta prueba me queda claro que el Tiguan es una opción muy recomendable para los que necesiten un coche práctico para el día a día y que prefieren sacar partido de las ventajas que da la veteranía frente a la frivolidad de estar a la última. Al fin y al cabo, el último iPhone también estará desfasado en unos meses…

Vídeo prueba del VW Tiguan 2.0 TDi 110 CV


Prueba VW Tiguan 2.0 TDi 110 CV, Lourido, Rubén Fidalgo41
El Tiguan tiene una imagen que deja clara su veteranía, pero ha aguantado bien el paso de los años.

Hablar de vanguardia o de continuidad en un modelo que está a punto de ceder el testigo resulta algo baladí. Las marcas germanas suelen huir de cambios radicales cuando llega la siguiente generación. De esta manera logran mantener su imagen de marca a la vez que evitan dejar muy desfasado al modelo saliente, por eso suelen conservar un buen valor residual como usados.

En el caso del Tiguan, se mantiene esta máxima: ni en el lavado de cara llevado a cabo en 2011 ni en el modelo que llegará en pocas semanas al mercado hay cambios radicales, aunque, como es lógico, el Tiguan 2016 es claramente más atractivo.

Las formas generales del Tiguan son bastante cúbicas, lo cual supone una enorme ventaja a la hora de aprovechar el espacio interior, pese a contar con unas medidas compactas, similares a las del Golf (4,43 m x 1,81 x 1,70) si bien de mayor altura. Esto hace que el acceso al Tiguan sea muy cómodo, con unas puertas amplias y que abren un buen ángulo.

El color azul de la unidad de pruebas disimula las dimensiones y lo hace parecer más compacto de lo que es en realidad. Tampoco destaca las piezas negras de plástico que protegen los faldones y los arcos de rueda.

En líneas generales, el Tiguan ha aguantado bien el paso del tiempo. Sus formas son poco arriesgadas y no siguen las modas, lo cual tiene su punto positivo en este apartado, pero también lo hace parecer algo aburrido frente a diseños más audaces y actuales, como los del Mazda CX-5 o Hyundai Tucson.

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...