*

Prueba Toyota Prius Plug In híbrido enchufable49

Prueba Toyota Prius Plug In híbrido enchufable

18 enero, 2016, modificada el 20 enero, 2016 por

El Toyota Prius Plug In (híbrido enchufable) es la alternativa ideal para aquellos que se desplacen a diario por ciudad con recorridos entre 20 y 40 km. Su funcionamiento es muy agradable y sólo tiene un enemigo: los 9.000 euros más que hay que pagar frente al Prius normal.

Nuestra valoración: 6,8 Bastante bueno

7

7

7

6

6

8

Destacable

  • Facilidad de uso diario.
  • Ventajas fiscales.
  • Consumos.

Mejorable

  • Capacidad del maletero.
  • Enchufe no bloqueable.
  • Pitido de marcha atrás.

Resulta llamativo que el automóvil que ha logrado que el mercado acepte los coches híbridos no haya sido capaz de hacer lo propio con los híbridos enchufables. Su utilización a diario es mucho más gratificante y sí resultan más eficientes energéticamente, pero hay un argumento de peso en su contra: la diferencia de precio entre un Prius y un Prius Plug In es de prácticamente 9.000 euros (35.550 euros frente a 26.650 euros). Por eso me ha parecido correcto incluir a su propio hermano como su principal rival. ¿Realmente merece la pena pagar 9.000 euros más por un coche igual pero capaz de circular en modo 100% eléctrico con mayor solvencia? Ésta es la gran pregunta y la respuesta es – se nota que soy gallego- “depende”.

Realmente el Plug In es mucho más agradable de utilizar a diario y la ventaja de poder circular durante más de 20 km (que es la distancia que suele recorrer de media diaria un conductor español) sin consumir ni una gota de gasolina tiene su punto. Además, podremos contar con ventajas como aparcar gratuitamente en zonas de estacionamiento regulado, circular por zonas de acceso restringido o los días de alarma de contaminación.

Si eres una persona que necesita moverse y aparcar en el centro de una ciudad como Madrid a diario y no sueles recorrer más de 40 km diarios, la respuesta es un rotundo sí. Prácticamente amortizarás el coche con lo que te ahorras de aparcamiento y, además, disfrutarás mucho más de su conducción, más gratificante gracias al mayor vigor de sus baterías.

Prueba Toyota Prius Plug In híbrido enchufable, La Coruña, Rubén Fidalgo49
La única diferencia estética es la tapa para el enchufe de recarga y detalles en el faldón y portón trasero.

La diferencia más evidente que encontraremos entre el Prius enchufable y el normal está en la aleta trasera derecha, que cuenta con una tapa circular para la toma de alimentación de corriente del sistema de recarga de las baterías. El resto son detalles sutiles como los logotipos de “Plug In Hybrid”. Por lo demás, es el Prius III que hemos conocido en los últimos años y que pronto será relevado por el nuevo Toyota Prius 2016.

A diferencia de otros modelos como el Auris HSD (que es una berlina a la que se adapta el sistema Hybrid Sinergy Drive de Toyota), el Prius ha nacido para ser un coche híbrido. En su diseño se ha prestado una atención especial en reducir al mínimo las pérdidas por rozamiento aerodinámico, mantener el peso a raya y, además, sacar el máximo partido del espacio para que sus baterías no interfieran en el interior.

El resultado puede gustar más o menos, pero el Prius tiene personalidad y se distingue del resto de coches desde el primer vistazo. Si nos fijamos más detenidamente, nos encontraremos con algunos detalles mejorables. El spoiler del portón trasero vibra cuando cerramos el maletero- lo que da sensación de fragilidad- las preciosas llantas de aleación de 5 radios están cubiertas por unos tapacubos de plástico de aspecto pobre (cuestiones de aerodinámica)…

Resulta curioso que, en un coche en el que el reducir el consumo eléctrico es una prioridad, se sigan empleando lámparas de incandescencia en los faros principales (con una luz bastante pobre) en lugar de sistemas más eficientes, como el xenón o la tecnología LED, que sí está presente en los pilotos traseros.

Puedes ver todos los detalles de este Prius en la galería fotográfica.

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

4 Comentarios

Pablo 1 febrero, 2016

El prius es un coche que encanta a muchos porque está identificado como ecológico, entonces si te gusta la ecología, debe gustarte el prius. Hablo de \”ignorantes\” como yo, que no hemos convivido nunca con uno (como mucho algún trayecto en taxi). Pero a mí no me termina de convencer, como creo que no lo hacen muchos toyota. El hecho es que esta marca es líder mundial de la industria del automóvil y, no tiene un solo producto que digas ¡guau! es brillante, deja atrás a sus competidores. Salvo, quizás, este prius. Pero luego te pones a analizar y ese diseño externo tan…(no sé como definirlo, pero no me gusta) supuestamente 100% dedicado a la aerodinámica y por ello menos atractivo, aunque luego resulta que el modelo más aerodinámico del mercado es el CLA de mercedes, que tampoco es el colmo de la belleza pero creo que está mas logrado que el prius. Luego opta por un motor…

Rubén Fidalgo 1 febrero, 2016

Hola Pablo, el problema del CLA es que su espacio interior deja mucho que desear, el Prius es más amplio. Ahora van a cambiar su diseño, más futurista, pero también más controvertido. El problema de los diseños de Toyota es la globalización. Si pretendes gustar a muchos, tienes que tirar a gustos medios, buscar compromisos… si algo gusta mucho, suele ser a un grupo de personas, otros lo odiarán. No hay más que ver el diseño de los coches americanos, que no cuadra en absoluto con los gustos europeos (en general). UN saludo y gracias por tu comentario.

Pablo 1 febrero, 2016

…atkinson atmosférico que ni la propia toyota monta fuera de modelos híbridos, ¿será que al resto nos gusta malgastar?¿o será que no es tan efectivo como promenten? Una marca como mazda sí es coherente con su propuesta, en este caso de alta compresión (pero otto, no atkinson), e intenta expandirla a toda su gama. Son solo dos detalles, pero no son los únicos, y granito a granito hacen que este prius no me parezca tanto como muchos piensan, más con el supuesto potencial que encierra toyota.
La L200 de mitsubishi es prácticamente global, y creo que es un ejemplo de que se puede destacar en diseño siendo global (y además industrial). Otro saludo y gracias a ti por responder.

Rubén Fidalgo 1 febrero, 2016

El atkinson obtiene muy buen rendimiento pero sólo en una gama de trabajo determinado. En un híbrido es ideal, porque puedes hacer trabajar al motor casi a un régimen y carga constantes y combinar el motor eléctrico y el transaxle para que así sea, pero en un coche “convencional”, con constantes cambios de régimen y carga, el Atkinson no saca partido de sus ventajas, por eso el grupo Toyota sólo lo usa en sus híbridos. En general, comparto contigo que los híbridos no son la panacea, sobre todo en carretera (en ciudad sí se les puede sacar mucho partido).
Encantado de dialogar contigo de nuevo 😉

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...