*

Prueba Skoda Superb 2.0 TDi 190 CV DSG 201538

Prueba Skoda Superb 2.0 TDi 190 CV DSG 2015

23 noviembre, 2015, modificada el 7 octubre, 2016 por

Hasta ahora el Skoda Superb siempre ha destacado por su excelente relación precio/producto y por uno de los interiores más espaciosos del mercado. La nueva generación sublima estas características y añade un diseño que deja en jaque a sus rivales alemanes.

Nuestra valoración: 7,3 Notable

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 8

Notable

Equipamiento 8

Notable

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Empaque.
  • Espacio interior.
  • Relación precio/producto.

Mejorable

  • Pico de puertas traseras.
  • Ajuste techo corredizo.
  • Interior sobrio.

El día que pude ver por primera vez en directo el Skoda Superb 2015 me llamó la atención su diseño y su impresionante espacio interior. Tras haber podido sentarme a sus manos y examinarlo a fondo, me queda claro que, en la presentación, me pareció que su interior era más vistoso (resulta algo sobrio cuando te sientas en él) y que no me podía imaginar lo amplio y confortable que aquel modelo estático podía llegar a ser en un viaje.

Pese a que la versión probada es diésel (con la mecánica 2.0 TDi de 190 CV y cambio DSG), es impresionante el silencio que reina en el interior, con una ausencia total de vibraciones, y eso que vamos a bordo de una de las cajas de resonancia más grandes que hay en el mercado. En efecto, para encontrarnos con un habitáculo con el espacio que ofrece el Skoda Superb 2015 hay que apuntar a las variantes de chasis largo de modelos como el Audi A8, BMW Serie 7 o Mercedes Clase S… y todo ello por menos euros que un Passat equivalente.

Además de por su espacio interior, hay otro factor por el cual es difícil encontrar un rival para el Skoda Superb y es su carrocería de 5 puertas. No hay muchas berlinas de este tamaño en el mercado con portón trasero sin tener que recurrir a las variantes SW de sus gamas, apenas el Ford Mondeo, el BMW Serie 3 GT o el Audi A5 cuentan con 5 puertas… y pese a que su precio es superior, siguen sin ofrecer el confort y el espacio del Superb.

Tras este examen de 2.000 km a bordo de este Skoda me queda claro que es una de las mejores alternativas que hay en el mercado actual para aquellos que busquen un coche cómodo para viajar a sus anchas con toda la familia. Sus más de 1.000 km de autonomía se agotan sin que aparezca la menor fatiga en nuestro cuerpo y con la sensación de espacio que sólo se pueden permitir los que viajen en coches tan exclusivos como los Audi A8 L o BMW 750iL.

La prueba del Skoda Superb 2015 en vídeo

Prueba Skoda Superb 2.0 TDI 190 CV 2015, La Coruña, Rubén Fidalgo38
El Skoda Superb tiene un diseño con mucho empaque.

A mediados de los años ochenta y noventa del siglo pasado existían varias berlinas de gama alta en el mercado con carrocerías de 5 puertas: Ford Scorpio, Saab 9000, Renault 25/Safrane, Citroën XM… todas ellas de marcas alternativas a la tríada alemana (Audi-BMW-Mercedes). Ya la anterior generación del Skoda Superb contaba con esta indiscutible ventaja evolutiva, que aumenta las posibilidades de uso del coche de forma impresionante. En cuanto has tenido un coche con la quinta puerta te parecen que los modelos con portezuela son un atraso. ¿Para qué quiero un maletero enorme si no tengo acceso a él?.

Por algún motivo, las carrocerías clásicas de 3 volúmenes con tapa de maletero independiente resultan más serias y elegantes- con mayor poder de representación- que las de 5 puertas de 2 volúmenes, por lo que, en esta categoría de modelos cercanos a los 5 m de longitud, han ido desapareciendo. El Superb cuenta con un diseño de berlina clásica en la que el portón trasero se disimula a la perfección, tanto es así, que más de uno se sorprende cuando, al pulsar la tecla que abre el maletero, ve como se acciona el enorme portón trasero.

Diseñado por el propio departamento de Skoda, el Superb tiene unas líneas que resultan muy elegantes y que recuerdan bastante a modelos como el Audi A6 o el A8, ambos asociados a una imagen de estatus social superior.

En el caso de la unidad de pruebas, con las llantas de 19 pulgadas y la pintura azul lava metalizada (605 euros), esa sensación de berlina de gama alta se tiene desde el primer golpe de vista, con detalles sutiles heredados del Audi A7, como la forma en la que el capó delantero ajusta con las aletas o la nervadura que recorre la cintura del coche.

Las puertas del Superb permiten un fácil acceso al habitáculo, aunque las traseras tienen un pico que sobresale bastante, lo cual resulta un engorro para subir o bajarse del coche al aparcar en batería, por ejemplo.

Skoda también ha cuidado los detalles, con elementos como los embellecedores del interior de los faros o los pilotos traseros, con entalladuras que recuerdan a la cristalería de Bohemia.

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

4 Comentarios

Álvaro Ruiz 23 noviembre, 2015

Enorme coche, en todos los sentidos. Tuve uno un día entero como vehiculo de cortesía mientras le hacían la revisión de 120 mil al mío (Superb Combi de generación anterior) y me pareció una auténtica barbaridad. Eso sí, coincido en que el motor no parece tener 190 CV a no ser que lo pongas en modo “sport”, su andar es muy similar al Passat actual de 150 CV del que hay 3 en mi empresa. Aunque quizás los rodillos 235 en llanta de 19″ tengan algo que ver, seguramente con las de serie, 215 en llanta de 17″, vaya más rápido.

Y no tiene nada que ver el interior negro con el beige, en la exposición tenían uno beige y era espectacular.

Rubén Fidalgo 25 noviembre, 2015

Hola Álvaro, me alegro de haber coincidido con tus percepciones como usuario. Respecto al interior, sin duda uno con acabados en tonos claros resultará mucho más atractivo que el negro de luto que lucía la unidad de pruebas. Un saludo”!.

Pedro J. 14 diciembre, 2015

¿Habéis podido probar el diésel de 150CV ? ¿También da la sensación de tener menos potencia?

Es que resulta francamente curioso, y preocupante, este tema. Nunca había leído una diferencia tan grande sobre lo declarado y lo percibido (etse no es el único sitio que lo menciona) y quizás se trate de algún tipo de configuración para ahorrar combustible y contaminantes mas que un problema real de falta de potencia…..

Gracias

Rubén Fidalgo 16 diciembre, 2015

Hola Pedro J., no he podido probar el Superb con ese motor, pero sí otros modelos del grupo con el TDi de 150 CV y algo de diferencia hay, pero no tanta como pudiera uno pensar de esos 40 CV extra. El problema es que el par motor es muy similar en ambas versiones y lo que notamos al acelerar es el par, la potencia máxima la notaríamos en la velocidad punta del coche, y necesito tener los puntos del carnet para mi trabajo ;-). Un saludo y gracias por tu consulta.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...