*

Prueba Skoda Scout 2.0 TDi 4×4 150 CV 201565

Prueba Skoda Scout 2.0 TDi 4×4 150 CV 2015

14 agosto, 2015, modificada el 20 agosto, 2015 por

El Skoda Scout es una alternativa muy inteligente e interesante frente a la moda actual de los SUV. Es capaz de seguir a cualquier 4×4 por la mayoría de sus recorridos y, a cambio, es mucho más seguro en carretera, tiene un interior amplio y una buena relación precio/producto.

Nuestra valoración: 6,7 Bastante bueno

6

7

7

7

7

6

Destacable

  • Versatilidad.
  • Amplitud interior.
  • Relación precio/producto.

Mejorable

  • Color marrón del interior.
  • Sonoridad mecánica.
  • Anclajes del maletero.

Siempre encuentro una alternativa mucho más razonable una berlina familiar algo elevada que los llamados SUV, una idea que el Skoda Scout 2.0 TDi 150 CV de la prueba de hoy me reafirma. Con una capacidad para rodar por pistas (que en el fondo es lo máximo a lo que aspiran la inmensa mayoría de los compradores de todocaminos) tan buena o incluso mejor que éstos y una seguridad activa a años luz gracias a su centro de gravedad más bajo, los modelos como el Scout, VW Alltrack o Subaru Outback resultan muy versátiles y cómodos para el día a día.

El problema es cómo acotar cuáles son los rivales del Scout. Si tenemos en cuenta su aspecto y el enfoque aventurero, podemos buscar rivales como el Mazda CX-5 o similares. Si nos ceñimos al concepto de berlina algo elevada, el abanico se cierra, pues el Scout es claramente más amplio que el Seat León X-Perience, por ejemplo, y por precio se aleja bastante del Volvo V60 Cross Country. En mi opinión, su principal rival está precisamente en su casa: el Skoda Octavia Combi con idéntica motorización y tracción total, pero de imagen menos audaz. ¿Merecen la pena los 2.000 euros de diferencia entre uno y otro?¿Qué me da el Scout a cambio de ese importe?. En mi opinión la única ventaja evidente a favor del Scout es su mayor altura, que hace más cómodo entrar y salir del coche, pero que se paga en la factura de combustible debido a su peor aerodinámica. Otro factor es la estética, pero eso es entrar en los subjetivo. Hay a quien le pueden gustar más o menos sus molduras en negro en los pasos de rueda o las falsas protecciones imitando aluminio en los paragolpes delantero y trasero. El Scout se posiciona un punto por encima en cuanto a nivel de equipamiento, de modo que la diferencia de precio al final no es tan abultada, ambos son excelentes alternativas, aunque creo que la mayoría le sacaríamos más partido a un consumo algo menor a diario que al hecho de tener un poco más de altura libre al suelo.

Prueba Skoda Scout 2.0 TDi 4x4 150 CV, Vigo, Rubén Fidalgo65
Todos los modelos de Skoda tienen una imagen demasiado similar entre ellos.

La imagen aventurera del Scout es, tal vez, la principal excusa para decidirse por él o por un Octavia Combi. No suelen gustarme las cosas (y menos aún las personas) que quieren aparentar lo que no son, por lo que las protecciones de plástico imitando aluminio en el faldón delantero y la parte baja del parachoques trasero no me agradan demasiado, pero no cabe duda de que contribuyen a diferenciar al Scout y le dan un aspecto más robusto.

Además de unos paragolpes específicos, las mayores diferencias las vamos a encontrar en la vista lateral, donde los pasos de rueda están enmarcados con unas protecciones de plástico negro que se prolongan por las taloneras y la parte baja de los parachoques. El efecto óptico que producen es que el coche parezca más alto de lo que en realidad es, además de proteger un poco esas zonas de salpicaduras y roces.

Las barras del techo y las llantas ponen la guinda a los cambios estéticos del Scout, que por lo demás es idéntico al Octavia Combi, con unas puertas enormes que dejan un buena acceso al interior y un portón trasero que da mucho servicio.

Los faros delanteros son bi-xenón y proporcionan muy buena luz, lo mismo que los pilotos traseros LED que son muy visibles y mejoran nuestra seguridad. Skoda se ha esmerado en detalles como darle un aspecto de cristal de Bohemia a las tulipas traseras, con reflectores que imitan el tallado artesanal del conocido vidrio.

Puedes ver toda la galería de fotos del Skoda Scout aquí.

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...