*

Skoda Citigo 1.0 MPI 75 CV Ambition: lo probamos57

Skoda Citigo 1.0 MPI 75 CV Ambition: lo probamos

3 agosto, 2015, modificada el 5 agosto, 2015 por

Examinamos a fondo la variante más potente del más pequeño de la familia checa, el Skoda Citigo. Un motor que mueve con soltura al coche y un comportamiento y espacio interior que sorprenden son sus principales bazas, pero ¿merece la pena?

Nuestra valoración: 7,2 Notable

7

8

7

8

6

7

Destacable

  • Maniobrabilidad
  • Coste de mantenimiento
  • Espacio interior

Mejorable

  • Ventanillas de tipo compás
  • GPS portátil
  • Consumo a velocidad elevada

El Skoda Citigo se enmarca dentro del segmento A, el de los coches urbanos o, dicho de otra manera, los más pequeños. Este segmento no goza de mucho éxito en nuestro país, aunque año tras año gana cuota de mercado. Durante el pasado 2014, alcanzó un 5% del mercado global, mientras que, por ejemplo, en Italia supuso un 15%.

La alternativa de Skoda para este segmento utiliza la misma plataforma que el Seat Mii y el Volkswagen Up!.  Las similitudes entre los tres modelos son enormes, pero cada marca aporta su toque de diseño en el exterior. Además, existen diferencias en el habitáculo. En el caso del Skoda Citigo, lo fundamental es la aplicación de su filosofía “Simply Clever”, mediante la cual se facilita la vida de los ocupantes con una serie de prácticas soluciones como el portatiques. En la galería de fotos puedes ver varias de ellas.

Se trata de un vehículo de dimensiones muy contenidas, ya que tiene una longitud de 3,56 metros y una anchura de 1,65 m. Estas medidas le convierten en el vehículo perfecto para moverse por la ciudad. Sin embargo, las posibilidades de este coche van más allá del circuito urbano y muestra un aplomo sorprendente para un vehículo de esta categoría cuando circula por vía interurbana. El tricilíndrico de 75 CV que lo propulsa se muestra suficiente y la amortiguación e insonorización de la que dispone lo convierten en un coche confortable.

¿Se puede pedir más? Sí, que sea más grande, pero ¿para qué? Este es el gran dilema, ya que por poco más se puede acceder a un segmento superior. Esto es, en gran medida, lo que lastra las ventas de este tipo de vehículos en nuestro país. Tras una semana a sus mandos, puedo asegurar que es un coche más que suficiente para el día a día, en el que lo único que echarás en falta es una quinta plaza, y eso en el caso de que la necesites. Además, es una opción muy adecuada para conductores noveles y sénior, gracias a su facilidad de conducción.

Por último, hay que señalar que el Skoda Citigo ha obtenido las cinco estrellas EuroNCAP, algo de lo que no pueden presumir la mayoría de sus rivales.

Skoda Citigo-Puerta de la traición Zamora57
El color amarillo tiene un sobrecoste de 200 euros.

Hasta hace poco, los fabricantes no cuidaban especialmente el diseño exterior de sus coches pequeños. Últimamente, la cosa está cambiando y se esfuerzan, cada día más, por ofrecer diseños originales y atractivos con los que seducir al público más joven. El Skoda Citigo se queda a medio camino. No es tan simple como un Suzuki Celerio ni tan atrevido como un Toyota Aygo ni tan original como un Fiat 500, pero resulta “simpático”. Además, la unidad de pruebas contaba con un techo panorámico de cristal negro que cubría casi toda la parte superior, lo que, unido al color amarillo de la carrocería, daba como resultado un aspecto aún más llamativo.

El frontal es la parte que más lo diferencia de sus hermanos, el Volkswagen Up! y el Seat Mii, ya que adopta el código estético propio de Skoda, con una parrilla de múltiples lamas y el emblema de la flecha alada sobre el capó. De perfil, los cambios son inapreciables, y en la parte posterior la única diferencia es el dibujo de las ópticas, que adoptan la característica forma de C vista en otros modelos de la marca como el nuevo Skoda Fabia o el Skoda Rapid.

Marcos Diego

Marcos Diego

Creció en un Lancia Delta, su primer coche fue un Alfa Romeo 156 y ahora conduce un Fiat Stilo. Hasta que llegue el momento de su inevitable marcha para sustituir a Sergio Marchionne a los mandos del gigante turinés, disfrutamos de él en Autocasión.

1 Comentario

Pedro Miralles 3 agosto, 2015

Comprarse el Up! sería de tontos.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...