*

Prueba Renault Captur 1.5 dCi 110 CV35

Prueba Renault Captur 1.5 dCi 110 CV

16 febrero, 2016, modificada el 18 febrero, 2016 por

El Renault Captur es uno de los vehículos más vendidos de la categoría y hemos querido analizar a fondo la variante diésel más potente, el dCi 110 CV. Para luchar en un segmento cada vez más reñido, el crossover francés cuenta con un diseño muy acertado y una capacidad interior notable.

Nuestra valoración: 6,7 Bastante bueno

8

7

5

6

7

7

Destacable

  • Diseño
  • Capacidad interior
  • Consumo

Mejorable

  • Calidad interior
  • Comportamiento
  • Precio

Lanzado en 2013, el Renault Captur se encuadra en el segmento de los SUV pequeños, la categoría que ha experimentado un crecimiento más rápido en los últimos años, tanto por el volumen de ventas como por el de modelos ofertados. Todas las marcas quieren su trozo de pastel y, en este sentido, la lista de rivales a la que se enfrenta el Captur es muy amplia: Opel Mokka, Peugeot 2008, Nissan Juke o Mazda CX-3 son algunos de ellos.

Pese a la feroz competencia que existe en la categoría más de moda, el Renault Captur ha gozado desde el principio con el favor del público, que lo ha aupado hasta las primeras posiciones de ventas. En efecto, ha supuesto todo un éxito para la marca, lo que, por cierto, es una buenísima noticia para España, ya que el Captur es un modelo 100% made in Spain. La caja de cambios se fabrica en la factoría que Renault tiene en Sevilla y el motor y el ensamblaje se realizan, en exclusiva para todo el mundo, en la planta de Valladolid.

Al inicio de su comercialización, la firma francesa optó por ofrecer una única variante diésel de 90 CV de potencia para el Renault Captur, y muchos echaron en falta en aquel momento que la marca ofreciera una variante más potente. Pues bien, Renault ha dado respuesta a esas peticiones y, desde hace unos meses, ya está disponible el reconocido bloque dCi de 1,5 litros de cubicaje y 110 CV de potencia. Esta motorización solo está disponible a partir del acabado Zen, por lo que su precio de partida es alto y se sitúa en 20.500 euros.

El Renault Captur es básicamente un Renault Clio de tercera generación, pero es un poco más grande, un poco más práctico, un poco más habitable y mucho menos dinámico.

Las mayores virtudes del crossover francés residen en un diseño muy acertado, un habitáculo amplio y un consumo realmente contenido. Las notas negativas las ponen unos acabados interiores pobres y un comportamiento poco afinado. Si quieres saber más, sigue leyendo.

El Renault Captur cuenta con un diseño llamativo y moderno

Renault Captur a prueba35
El tono naranja de la carrocería le sienta especialmente bien al Captur.

El Captur tiene una longitud de 4,12 metros y un estética SUV que es todo un acierto, un diseño fresco y juvenil que nos recuerda al Reanult Clio, modelo en el que se basa, pero que cuenta con personalidad propia. Las mayores semejanzas las encontramos en la parte frontal y la pieza contrastada en la parte inferior de las puertas. En la zaga, la parte que más se diferencia, se muestra la denominación del modelo en letras grandes y perfectamente integrada sobre el tirador cromado del maletero.

Pero lo más destacado de la parte exterior son las posibilidades de personalización que ofrece la marca. La unidad de pruebas contaba con la pintura bitono (395 euros), de forma que la carrocería era de tono naranja y los montantes del parabrisas, cubiertas de los retrovisores y techo, de color negro. En la mayoría de los anuncios que hace Renault, el Captur aparece con este color, y no es de extrañar, ya que le sienta particularmente bien. Por otro lado, la marca del rombo ofrece distintos adhesivos para el techo y, aunque no es un extra especialmente caro, creo que son totalmente prescindibles, ya que no aportan demasiado visualmente y dudo de su buen envejecimiento.

En definitiva, pocos peros se le pueden poner en el apartado estético al Reanult Captur, un coche que convence por su diseño moderno y atractivo.

Puedes ver todos los detalles en la galería fotográfica del Renult Captur Zen dCi 110 CV.

Marcos Diego

Marcos Diego

Creció en un Lancia Delta, su primer coche fue un Alfa Romeo 156 y ahora conduce un Fiat Stilo. Hasta que llegue el momento de su inevitable marcha para sustituir a Sergio Marchionne a los mandos del gigante turinés, disfrutamos de él en Autocasión.

1 Comentario

Antonio 17 febrero, 2016

Más claro, el agua. Un interior de juguete y una seguridad al volante que pondría los pelos de punta a Fernando Alonso. ¿Por que no cambian el logo de Renault por el de Dacia? Una prueba más de que lo que más se vende no es siempre lo mejor. Habría que ver como es el Renault Kadjar…

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...