*

Prueba: Porsche Macan Turbo 201434

Prueba: Porsche Macan Turbo 2014

2 julio, 2014, modificada el 3 julio, 2014 por

Los agoreros que anunciaron que un TT de la marca alemana no funcionaría tuvieron que rectificar cuando vieron el éxito de ventas del Porsche Cayenne. Ahora, con el Macan, la firma germana explora otro nicho de mercado en el que busca, evidentemente, el éxito. ¿Con qué armas cuenta este producto (además de uno de los emblemas más deseados en el capó) para triunfar?

Nuestra valoración: 7,3 Notable

7

8

8

8

8

5

Destacable

  • Potencia y suavidad del motor.
  • Comportamiento dinámico.
  • Tracción total.

Mejorable

  • Comodidad asientos.
  • Consumos altos.
  • Plásticos mejorables en el interior.

Quizá no sea muy “ortodoxo” empezar por el Porsche Macan más potente, más “bestia” y más caro para una primera prueba a fondo del modelo, pero, si te ponen las llaves de un coche de 400 CV en la mano… ¿vas a decir que no? Además, hay que examinar todo lo que se ofrece al público, así que nos ponemos a ello. ¿Qué proporciona este SUV?

Para empezar, todas tus dudas respecto a si necesitas un coche de este tamaño teniendo un Porsche Cayenne, más grande y habitable, en un rango de precio similar, se desvanecen cuando compruebas su agilidad y rapidez (mucha), gracias a sus menores dimensiones. Suma a esto que el amante de la marca busca también la exclusividad -y, de momento, con el Macan la tiene asegurada-. Sin embargo, hay que tener en cuenta varias consideraciones.

Primeo, plantéate a quién vas a llevar en el Macan, porque está muy bien si eres un amante de la aventura sin cargas familiares (o con niños pequeños), pero si necesitas que las plazas traseras y el maletero sean generosos, mejor vuelve a pensar en el Cayenne. Después, echa cuentas sobre el mantenimiento: sabemos que si quieres un coche que cuesta más de 90.000 euros, la factura, probablemente, no será un problema, pero este SUV funciona con gasolina de 98 octanos y llenar el depósito… Te lo contamos en el apartado referido a los consumos. Además, en el habitáculo encontrarás detalles que podrían mejorarse y eso, hablando de este importe, desmerece un poco el conjunto. Pero llevas en la mano el emblema de Porsche y en la cabeza el sonido salvaje de sus 400 CV y un comportamiento que te acelera el pulso. Así que el corazón aquí cuenta mucho…

Porsche Macan Turbo34
Sus líneas estilizadas no son las del típico SUV; el diseño ha sido muy cuidado.

Así es: el Macan es integrante de pleno derecho de la familia Porsche, ya que su frontal es inconfundible. Muestra formas agresivas y deportivas, como corresponde a la marca, y es ahí donde empieza a diferenciarse de sus rivales, como el Audi Q5 (con el que comparte la base), el BMW X3 o el Mercedes GLK. También son musculosos y atléticos, pero las proporciones de nuestro protagonista -4,70 m de longitud, 1,92 de anchura y sólo 1,62 de altura- ayudan a que pensemos en un coche más estable, más pegado al asfalto.

La vista lateral refuerza esa impresión y, para dejarlo claro, ante nuestros ojos saltan unas aplicaciones en fibra de carbono y unas enormes llantas (21 pulgadas) encajadas en unos neumáticos de perfil 40. En principio, no estamos ante los “complementos” más adecuados para salir del asfalto, pero es algo que tendremos que comprobar luego.

Por el momento, seguimos examinando el modelo y nos vamos a la zaga, la parte que menos me gusta, pero donde Porsche ha intentado aportar un toque de aire fresco con unos faros originales. Las dobles salidas de escape, el spoiler sobre el portón y el logo “Turbo” te recuerdan que estás a punto de sentarte en un SUV muy especial. Por si se te había olvidado.

Autor: Autocasión

1 Comentario

Noemí Alonso 9 julio, 2014

Os aseguro que devolver este coche es un trauma…

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...