*

Prueba Porsche 718 Boxster “S” automático PDK27

Prueba Porsche 718 Boxster “S” automático PDK

7 Febrero, 2017 por

Aunque con piezas completamente nuevas, el Porsche 918 Boxster S es casi igual que el modelo al que sustituye, pero sí cambia un elemento fundamental: el motor. Ahora tiene 4 cilindros bóxer, 349 CV y un as en la manga: su turbo.

Nuestra valoración: 9,0 Sobresaliente

Diseño 9

Sobresaliente

Motor 10

Excelente

Comportamiento 10

Excelente

Interior 9

Sobresaliente

Equipamiento 8

Notable

Consumos 8

Notable

Destacable

  • Calidad general
  • Comportamiento
  • Prestaciones

Mejorable

  • Precio
  • Peso
  • Ruidos de la capota

Porsche nunca ha querido hacer un Boxster con motor turbo. La potencia de las versiones “S”, con motor atmosférico de 6 cilindros, se suponía suficiente y, solo si recurríamos a preparadores externos, podríamos encontrar esa rara perla.

Por otra parte, los aficionados tampoco guardan un grato recuerdo de los motores de 4 cilindros en línea: potencia discreta –en algunos casos- y problemas mecánicos –en otros- los hacen ser poco deseables en el mercado de los clásicos.

Pero los tiempos cambian y lo que antes era herejía hoy es cristiandad. Llamémoslo motores diésel o motores de cuatro cilindros. Y, tampoco nos engañemos, un motor de cuatro cilindros “sin más” hubiera sido como volver a los 80 y, sin negar que nos encanta esa época de la historia, no estamos para juegos.

Vamos a ver qué han conseguido en Porsche con el nuevo Boxster 718 “S” con motor turbo de 4 cilindros.

El Porsche Bobster 718 sigue siendo un estricto biplaza.27
El Porsche Bobster 718 sigue siendo un estricto biplaza.

Porsche nos ha informado de que, excepto la capota y el capó delantero, todas las piezas que forman la carrocería del 718 Boxster son nuevas. Bien, después de jugar a “las 7 diferencias” durante unos minutos, nos rendimos y nos lo creemos.

Lo cierto es que el coche tiene un aspecto moderno, algo que enorgullece a los responsables de Stuttgart. Pero, lo que nos más gusta, lo que de verdad hace de este coche algo completamente diferente al resto es que el conductor va sentado en el centro del mismo. El motor, tras él, reparte el peso. Es una maravilla.

Por ejemplo, si nos fijamos en el Mercedes SLC, tiene el reparto de pesos de prácticamente 50/50 entre ambos trenes, y se nota. Pero la manera en que lo consigue el Boxster es única, su diseño está sacado de las “berlinettas” de competición de los años 50 y 60 del siglo pasado, cuando se hacían las cosas al modo natural: el piloto y el motor, en el centro; más allá, las ruedas.

Esto nos da un diseño técnico fantástico, sin fisuras. Es imposible que el Boxster vaya mal, y no lo hace. Sólo hay un “pero”. Si la cosa se complica, recuperarlo en una curva es más complicado que en un coche con motor delantero y tracción trasera, pero, con el control de estabilidad PASM que monta de serie, oír eso es como si nuestra madre nos dijera que no saltemos en los charcos con botas de agua.

Te puede interesar...

Nacho Torres

Nacho Torres

Lo reconozco, estoy enfermo de "cochecitis" desde que tengo dos años de edad. He visitado a médicos y me he puesto en manos de mecánicos de competición pero se ha convertido en crónico… Trabajo como redactor en prensa especializada en motor desde el año 2000 y he compartido asiento con las mejores revistas de España. Además, he sido locutor de radio durante 6 años y, actualmente, compagino mi recuperada faceta como redactor en Autocasión con la inimaginable aventura de dirigir el programa de TV "Pedal a Fondo”. Sin dejar de aprender, intentaré transmitir y compartir con vosotros mi gran pasión y, espero, algunos conocimientos aquí, en Autocasion.com

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com