*

Prueba: Opel Mokka 1.6 CDTI 136 CV 4×4 Excellence

15 enero, 2016, modificada el 20 enero, 2016 por

El Opel Mokka sale fortalecido con la refinada mecánica del motor 1.6 CDTI de 136 CV de Opel, donde los ruidos y las vibraciones casi no existen. En un segmento donde la competencia es cada vez mayor, el Mokka demuestra todo su potencial para mantenerse aun joven. La tracción 4×4 y un sistema de iluminación extraordinario le capacita para rodar por todos los sitios y a cualquier hora.

Nuestra valoración: 7,2 Notable

7

8

7

7

8

6

Destacable

  • Iluminación exterior
  • Agilidad y suavidad del motor
  • Cantidad de equipamiento

Mejorable

  • Rueda de repuesto
  • Botonera info-entretemiento
  • Tacto de la dirección en autopistas

Presentado en el Salón Internacional de Ginebra del 2012, el Opel Mokka es un SUV urbano con 4,278 m de longitud, 1,777 m de anchura total y 1,658 de altura.

Con este tamaño compite directamente con el grupo SUV de reducidas dimensiones, que van desde el Renault Captur o el Nissan Juke, hasta el Honda HRV o el Peugeot 2008, pasando por nuevos Suzuki Vitara o Ssang Yong Tivoli.

Entre los años que lleva en el mercado, el Opel Mokka se ha vendido muy bien y entre el público tiene bastante éxito. Recordemos que ha ocupado el noveno puesto en el ranking de ventas en el 2014 y desde enero hasta octubre de este año se sitúa en el sexto puesto en su categoría.

Este año Opel ha introducido en el Mokka una importante novedad fruto de esta prueba; el nuevo motor 1.6 CDTI de 136 CV, que ya ha sido probado en otros modelos de la marca.

El nuevo motor aporta finura y refinamiento de uso, casi sin vibraciones ni ruidos, con gran capacidad elástica sobre todo desde bajas revoluciones, y sobre todo ligereza, uno de los aspectos que más debe cuidar el Mokka debido a su elevado peso.

Me gusta mucho tanto su imagen exterior, como la interior aunque, el tiempo que lleva en el mercado poco a poco le pasa factura, más que nada por lo inquieto de este segmento, que cada mes se están presentando nuevos modelos. Esta semana le tocaba el turno al Ford EcoSport.

Tanto la calidad percibida como la sensación que transmite al conducir son buenas, las butacas son muy agradables y el grado de confort es muy alto, tiene hasta calefacción en el volante, y las luces exteriores, solamente decir sobresalientes.

Podemos disponer de un Mokka 4×2 con el mismo acabado y el 1.6 CDTI de 136 CV desde los 25.000 euros. Habría que gastarse unos 2.500 euros más para equiparlo con los diferentes paquetes opcionales; luces inteligentes, GPS, techo, cámara trasera… que lleva la unidad de prueba.

El disponer del 4×4 conlleva otro desembolso de 2.500 euros. Por lo que la única cuestión que resulta más complicada de ultimar es el tema de la tracción.

Si realmente queremos una postura de conducción alta y una estética de todocamino para conducir por ciudad, nos podemos ahorrar el coste del 4×4, y por tanto reduciremos el peso total y el consumo. Pero, si vivimos en zonas de frio, lluvia o nieve, y encima ocasionalmente atravesamos alguna pista off-road, disponer del 4×4 nos puede resultar imprescindible, eso si, deberíamos incluir rueda de repuesto, que por un coste de 50 euros, nos puede salvar de muchos problemas.

47
Su frontal ofrece gran fortaleza y seguridad

El Opel Mokka posee un interesante esquema musculoso muy llamativo que proporciona buen porte debido a su altura, que es de las más elevadas entre sus competidores, y por la anchura, que con los retrovisores extendidos pasa de los 2 metros.

Este conjunto llega a ser más atractivo aún por tener unos “zapatos” de 18 pulgadas, aunque las últimas novedades en el mercado, como son el Suzuki Vitara, el Mazda CX-3 o el SsangYong Tivoli, ponen de manifiesto que el diseño del Mokka empieza a quedarse algo pasado. Una pequeña actualización no le vendría nada mal, más que nada para competir en el segmento tan activo al que pertenece y en el que todavía faltan nuevos modelos de distintas marcas por llegar.

Cuenta con un frontal bastante alto y una parrilla no muy generosa, pero bien definida a través del marco cromado, lo que le da carácter, fuerza y distinción.

Los faros son en forma de ala e incluyen tecnología inteligente con luz diurna led.

El protector de bajos delantero va en un color metálico que le aporta mayor belleza en su conjunto, así como el trasero, que además incorpora el portabicicletas integrado FlexFix, una opción muy buena a tener en cuenta si te gusta el mundo de la bicicleta.

Podemos observar la apariencia todoterreno por todo el coche, ya que incorpora protecciones para que no se dañe la pintura de la carrocería al circular por gravilla, tierra, barro, etc.

Quizá la zaga del Mokka sea la parte menos atractiva. Sus faros traseros han servido de inspiración a los de algunos de sus competidores y tienen una forma muy corriente. Además, integran luces convencionales que, con las últimas tendencias que incluyen efectos 3D o led, se quedan algo caducas. Por otra parte, quedan muy expuestos ante cualquier golpe o roce los catadriópticos y pilotos colocados en el paragolpes trasero.

Sergio Gómez

Sintiendo atracción por todo tipo de automóviles y en especial por las competiciones automovilísticas desde temprana edad, ha realizado numerosos cursos de conducción tanto en vehículos de 2 como de 4 ruedas. Ha sabido relacionar sus conocimientos y estudios musicales con la acústica automovilística y ha desarrollado un especial interés por el neuromarketing auditivo y el paisaje sonoro automovilístico tanto interior como exterior. Tras muchos años de experiencia de mercado y al volante de muchos modelos, actualmente sigue formándose en diferentes tipos de conducción y evalúa, entre otras cosas, la calidad sonora del automóvil.

2 Comentarios

Víctor Ortiz 15 mayo, 2016

Tengo este mismo coche. Dese hace 6 meses. Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que se afirma en este artículo. A resaltar su homogeneidad en cuanto a la calidad de todos los elementos. Lo que más me está gustando es el \”Motor\” (por su forma de entregar la potencia) los asientos AFR (ergonómicamente perfectos) el sistema de alumbrado y la tracción 4×4. Es un coche en el que se recobra la ilusión por conducir. ¡FANTÁSTICO!.

Sergio G. 16 mayo, 2016

Hola Victor, muchas gracias por leer mi artículo y que coincida con todo lo que piensas respecto al Mokka, a parte de sentirme muy a gusto con todo el coche en general, a mi me impresionó el sistema de alumbrado exterior. Que lo sigas disfrutando por mucho tiempo.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...