*

Prueba: Mini Cooper D 116 CV 201441

Prueba: Mini Cooper D 116 CV 2014

25 Agosto, 2014, modificada el 26 Agosto, 2014 por

Para muchos “integristas”, John Newton Cooper se retorcería al ver su apellido asociado a una mecánica diésel, pero lo cierto es que el Mini Cooper D de la prueba de hoy se puede medir sin complejos con su hermano de gasolina.

Nuestra valoración: 7,0 Bastante bueno

6

8

7

7

7

7

Destacable

  • Imagen atractiva.
  • Prestaciones y consumos.
  • Mejora respecto a su predecesor.

Mejorable

  • Habitabilidad.
  • Precio.
  • Visibilidad.

Pese a que para nostálgicos no hay nada como el modelo original, lo cierto es que el Mini es uno de los coches con más carisma y personalidad del mercado. Se agradece en un momento en el que los distintos modelos se parecen más y más, sobre todo ahora que todas las marcas están decididas a reducir al mínimo el número de plataformas.

El nuevo Mini lleva poco más de medio año en el mercado y, lógicamente, ya no sorprende tanto como lo hizo en el 2001 su predecesor, pero aun así sigue siendo llamativo y la gente se queda mirando, más aún si se elige la opción del techo y los retrovisores en contraste como los de la unidad de pruebas.

Confieso que estéticamente no me termina de convencer el “gigantismo” que padecen algunos elementos, como los grupos ópticos traseros, y encontraba más fino y logrado el diseño del modelo anterior, pero el salto en calidad del nuevo Mini es tan grande que en cuanto me siento en él se me olvida por completo su predecesor.

En esta nueva era para el Mini por fin hay una mecánica diésel con un buen rendimiento tanto como para ser digna de acompañar el apellido Cooper, como en el caso de la unidad de pruebas.

No cabe duda de que es un coche de capricho: este ejemplar tiene un precio que supera los 33.000 €. A diferencia del modelo anterior, uno no tiene la sensación de meterse en un coche de juguete en el nuevo Mini: los materiales y ajustes han mejorado mucho y la presentación es más acorde con el importe que hay que pagar por este vanidoso automóvil.

41

El diseño del Mini original buscaba obtener el mayor espacio interior con unas dimensiones exteriores lo más compactas posible. Sir Alec Isigonis lo consiguió (de hecho, se mantuvo como el automóvil con mayor relación volumen/tamaño hasta finales de los años 90) con una carrocería muy personal que pronto se ganó los corazones de los personajes más ‘chic’ de su época. Famosos como Peter Sellers o los mismísimos Beatles no dudaban en presentarse a diversos eventos públicos a bordo de sus Mini.

El nuevo Mini no logra, ni lo pretende, acercarse a su ancestro en cuanto al aprovechamiento del espacio, pero sí iguala al original en cuanto a la simpatía que irradia. Asimismo, consigue que un coche pequeño sea considerado un lujo.

El Mini Cooper D 2014 cuenta con un diseño muy llamativo y bien realizado, aunque para mi gusto el excesivo crecimiento de algunos elementos ha hecho que pierda parte de su encanto, como por ejemplo los pilotos traseros, más parecidos a los de un Countryman.

En un coche de este estilo es importante contar con un amplio catálogo de posibilidades de personalización, algo en lo que Mini es un verdadero especialista. La unidad de pruebas cuenta con una preciosa pintura verde metalizada bicapa (700 euros) que combina de maravilla con el techo y los retrovisores en blanco, las molduras cromadas y las llantas opcionales de 17 pulgadas.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

5 Comentarios

Juan Pablo 25 Agosto, 2014

Por ese precio me compro un Mini de los de verdad para cada día de la semana… ¡qué locura!

Pablo 25 Agosto, 2014

Hola Rubén, ¿por qué dices que el medio litro es la cilindrada unitaria ideal?, por otro lado observo una curiosa tendencia, en primer lugar se le reduce la relación de compresión para que sea más fácil de arrancar, pero cómo eso reduce el rendimiento, se le quita un cilindro para que las fricciones sean menores y se desperdicie menos energía; aunque cómo la regularidad cíclica de un 3 cilindros es peor se necesita un volante motor mayor, que genera más inercias y (entre otros defectos) hace que sea más difícil arrancar. En el interior es curioso cómo ha pasado de el mejor aprovechado a uno de los peores en este aspecto, además con unas plazas traseras tan simples para un coche de más de 30.000 y de 4 plazas (sin un simple apoya brazos central), además de detalles como la mini-guantera superior las veo un poco inútiles por lo reducido de su espacio interior y la complejidad que añade.

Pablo 25 Agosto, 2014

Un Saludo y gracias por seguir dándome la oportundidad de leer y comentar/criticar buenas pruebas con su redactor.

Rubén Fidalgo 25 Agosto, 2014

Hola de nuevo Pablo!, termodinámicamente los un cilindro con medio litro de cilindrada es el volumen ideal. Menos cilindrada hace que las fricciones sean proporcionalmente muy altas respecto a la fuerza de la explosión. Si el cilindro es más pequeño, la explosión es más débil y se pierde más en rozamientos. Con cilindradas más altas, el problema es que es complicado llenar todo el volumen de la cámara con la mezcla de aire combustible correctamente, las paredes del cilindro se enfrían demasiado y se producen microcondensaciones de la nube de combustible, perdiendo rendimiento. Con medio litro de cilindrada unitaria estás en un punto de equilibrio ideal. Es pura física (y química para la combustión). Además, con cilindradas unitarias muy grandes entran en juego otros factores como la masa de los pistones, bielas, etc… que hacen que sea más complicado que el motor gire…

Rubén Fidalgo 25 Agosto, 2014

…alto de vueltas de forma fiable. Respecto al tema del espacio interior, totalmente contigo, es de los coches peor aprovechados en proporción a su tamaño, y eso que la carrocería tampoco es la de un afilado coupé o un descapotable.
Los motores de 3 cilindros no son cosa moderna, por desgracia en la posguerra la gente tuvo que usar la imaginación mucho para salir adelante en una época en la que todo escaseaba. Muchos de los \\\”inventos\\\” modernos no son más que ideas de aquellos años pero mejoradas gracias a la ingeniería de materiales y a la electrónica. Cualquier día reinventan el gasógeno… tenemos un reportaje que seguro que te gusta al respecto: http://www.autocasion.com/actualidad/reportajes/125598/algunas-novedades-en-los-coches-tienen-casi-100-anyos/
En fin, encantado de disertar contigo una vez más, seguimos en contacto!.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com