*

Prueba Mazda MX-5 2.0 Sport 201572

Prueba Mazda MX-5 2.0 Sport 2015

13 enero, 2016, modificada el 22 enero, 2016 por

Con la cuarta generación del Mazda MX-5, la marca japonesa sublima un concepto de automóvil que existe desde antes del origen de esta saga en 1989, una idea que nació cuando en 1962 el genio de Colin Chapman presentó el primer Lotus Elan.

Nuestra valoración: 7,3 Notable

7

8

9

7

7

6

Destacable

  • Es un icono.
  • Diversión y facilidad de conducción.
  • Relación precio/disfrute.

Mejorable

  • Pantalla multimedia fija.
  • ABS con mal asfalto.
  • Consola central.

La fórmula de la Coca Cola puede que sea secreta, pero la de un roadster que te arranque una sonrisa es una vieja conocida.Existe casi desde que se inventó el automóvil y se sublimó cuando Colin Chapman fundó su propia marca de automóviles y creó el Lotus Elan en 1962. Chapman era un visionario, siempre tuvo claro que el peso era el enemigo a batir, fue pionero en aprovechar la aerodinámica para anclar el coche al asfalto (efecto suelo) y patentó el chasis “backbone“. Este tipo de bastidor es una espina dorsal (de ahí su nombre) con forma de doble “Y”. Las ramas de una de las “Y” soporta las suspensiones delanteras y la otra las traseras, mientras que su unión forma una viga central. Esta construcción logra una rigidez extrema y es muy ligera.

Los ingredientes para cocinar un Lotus Elan son:

  • Un peso reducido.
  • Un motor ligero, ágil y colocado entre el eje delantero y el trasero para evitar los pesos en voladizo.
  • Un centro de gravedad bajo.
  • Un bastidor rígido.
  • Una dirección precisa.
  • Unas suspensiones con una buena geometría.
  • Tracción trasera.

Ni más ni menos, éste parece haber sido el requisito en el cuaderno de cargas del proyecto del Mazda MX-5, tanto en el original presentado en 1989 como en el de la prueba de hoy, el Mazda MX-5 2.0 Sport 2015, la cuarta generación del “Miata, como se conoce en medio planeta.

Con esta receta, la marca japonesa ha logrado un éxito rotundo de ventas, siendo uno de los descapotables más vendidos de todos los tiempos y mejor valorados, algo que no me extraña: en cuanto lo pruebas, quieres uno.

Sí, los hay más potentes, los hay más lujosos, los hay más equipados… incluso los hay más bonitos, pero los coches con los que uno puede disfrutar tanto como con el Mazda MX-5 se cuentan con los dedos de las manos y, si buscamos uno por debajo de los 30.000 euros, nos sobra una mano y media.

El secreto del MX-5 es que enamora tanto a los que nos apasiona conducir como a los que simplemente quieren tener un coche bonito y que ande bien. Sólo hay un momento en el que uno deja de disfrutar del MX-5, cuando lo tiene que dejar aparcado y alejarse de él.

La prueba del Mazda MX-5 2015 en vídeo


Prueba Mazda MX-5 2.0 Sport 2015, Puebla de Sanabria, Rubén Fidalgo72
El Mazda MX-5 tiene un diseño que parece un Jaguar F-Type a escala.

No hay duda de que el MX-5 recuerda al Jaguar F-Type, pero a escala. Tanto por sus proporciones como por sus líneas, especialmente en la vista trasera (donde los característicos pilotos son claros protagonistas) el pequeño roadster japonés recuerda al felino británico. Esto no es malo en absoluto, no creo que nadie se ofenda porque le digan que se parece a Paul Newman, pero sí le resta algo de originalidad.

En el caso concreto de la unidad de pruebas, me encanta la combinación de su pintura “Soul Red” con la capota en negro. Tal vez las llantas de 17 pulgadas se vean pequeñas con el color grafito, pero su medida es perfecta, no necesita más diámetro (205/45-17), aunque algo más de perfil sí le vendría bien para llenar mejor el paso de rueda y de cara al comportamiento dinámico, como veremos más adelante.

Los acabados son muy buenos y la pintura los resalta con su peculiar brillo metalizado. La capota tiene un buen ajuste y no entra nada de agua ni de aire por sus juntas, pero aísla poco del ruido y del frío, aunque tenemos una buena calefacción, reforzada por los asientos, así que esto no supone un problema.

Siempre he creído que un descapotable debe tener el techo de lona. Ha nacido para ir descubierto, cerrarlo es, simplemente, un mal necesario a veces. En ese sentido me encanta ver que el nuevo MX-5 dispone de una capota clásica y que ésta es de accionamiento manual, lo cual aporta varias ventajas:

  • Menos peso.
  • Más rápida (puedes ver en el vídeo, en apenas 2 segundos descapotas).
  • Más segura.
  • Menos averías.
  • Más barata.

Al ser tan pequeño, capotar y descapotar se hace con un solo gesto y sin tener que movernos demasiado.

Una vez descapotado es cuando mejor se aprecia lo bonito que es este coche. Los arcos antivuelco están perfectamente disimulados tras los reposacabezas de los asientos, la inclinación del marco del parabrisas, las anchas caderas que dejan espacio al eje trasero, los cortos voladizos… el Mazda MX-5 es precioso se mire por donde se mire, aunque personalmente me habrían gustado más unos faros algo más grandes.

Las puertas tienen un buen tramaño y dejan un buen acceso al interior aunque tengamos el techo cerrado. Su ajuste también es bueno y transmiten sensación de robustez al cerrarlas.

Para no comprometer la rigidez del chasis, la tapa del maletero es muy reducida. Tampoco es que haya mucho espacio en el que meter grandes bultos una vez abierta, pero sí que resulta algo estrecha y su apertura te obliga a mancharte las manos pulsando un botón sobre la matrícula, expuesto a las salpicaduras y suciedad que levantan las ruedas traseras.

Un detalle que me parece imperdonable es la antena de la radio fija. Además de parecerme anti estética, por dos veces salieron disparadas mis gafas al intentar coger bultos del maletero, no entiendo por qué no la integran en el parabrisas delantero o la hacen retráctil.

Puedes ver todos los detalles del Mazda MX-5 en la galería de fotos.

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

4 Comentarios

Paco González 22 enero, 2016

Muy buena prueba y precioso coche. ¿Donde la habéis realizado? El sitio es precioso.

Rubén Fidalgo 22 enero, 2016

Hola Paco, me alegro de que te haya gustado la prueba y hayas disfrutado con la galería de fotos y el vídeo. Gran parte de las fotos están hechas en la zona de Puebla de Sanabria y el Lago de los Peces, también en la zona de Sanabria. Otras están realizadas en las inmediaciones del circuito de A Magdalena (en el ayuntamiento de Forcarei) y en Baiona. Un saludo!.

Daniel 20 abril, 2016

Estoy pensando seriamente en comprar este coche en la versión de 160cv. He probado la de 131cv y se me queda muy corta. Vengo de 250cv

No lo he podido probar pero tengo pánico a que no sean suficientes esos 160cv. Quiero un deportivo divertido y también me gusta mucho correr. ¿Culminara mis expectativas este coche?

Rubén Fidalgo 22 abril, 2016

Hola Daniel, todo depende del peso del coche que tengas actualmente. El Mazda MX-5 tiene un peso bastante contenido que hace que 160 CV rindan bastante y su chasis es muy ágil. Si sigues teniendo dudas al respecto, siempre puedes esperar a la llegada del Abarth 124 Spider, con 10 CV más y más par gracias a la sobrealimentación. UN saludo y gracias por tu comentario.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...