*

Presentación y prueba: Ford Edge27

Presentación y prueba: Ford Edge

9 mayo, 2016, modificada el 12 mayo, 2016 por

Hemos realizado en Múnich la primera prueba del Ford Edge, un vehículo de grandes dimensiones que llega a Europa para completar la oferta SUV de la marca del óvalo. Un diseño atractivo, mucho espacio, confort de marcha y un completísimo equipamiento son las principales armas con la que cuenta el nuevo Ford Edge.

Nuestra valoración: 7,5 Notable

8

7

7

8

7

8

Destacable

  • Espacio interior
  • Diseño
  • Relación precio/producto

Mejorable

  • Oferta mecánica escasa
  • Pantalla multimedia
  • Reflejos del salpicadero

Según datos de la propia marca, la venta de vehículos tipo SUV crecerá un 159% hasta 2018. De hecho, el pasado año se convirtió, por primera vez, en el segmento con mayor volumen de ventas en Europa, con un incremento interanual del 24% y acaparando casi una cuarta parte de las ventas totales de turismos. Este cambio de tendencia se ve favorecido por la creciente oferta de vehículos crossover en nuestro mercado. Todas las marcas quieren su trozo del pastel y la proliferación de SUV de todos los tipos y tamaños es extraordinaria.

Precisamente, el nuevo Ford Edge es la respuesta de la marca americana a esa mayor demanda y llega para completar su oferta por la parte de arriba. Hasta ahora, la marca del óvalo contaba en su catálogo con el Ford EcoSport, un SUV pequeño que ha sido renovado recientemente, y el Ford Kuga, la alternativa de tamaño medio que en otoño estrenará el facelift presentado en el pasado MWC de Barcelona.

El Ford Edge que aterriza en Europa es la segunda entrega de un modelo que en su primera generación, lanzada en 2006, sólo se vendió en América. En líneas generales se trata del mismo vehículo, pero la variante europea no contará, por supuesto, con las potentes mecánicas V6 de gasolina de la versión americana, sino con un único bloque diésel de dos litros y 180 o 210 CV. Además, según indicaron los responsables de Ford, el Edge que se venderá en Europa con un interior de mayor calidad y está mejor equipado. Eso sí, la fabricación para todo el mundo se lleva a cabo en la planta que la firma tiene en Ontario, Canadá.

La marca ha apuntado al Kia Sorento y al Hyundai Santa Fe como los principales rivales del nuevo Ford Edge, aunque también ha señalado su intención de arañar ventas a alternativas premium como el Volvo XC60, BMW X3 y Audi Q5.

Por tamaño, el Edge sería una opción equiparable, por ejemplo, al Volkswagen Touareg o al Volvo XC90, pero es difícil que el SUV de Ford compita con este tipo de vehículos, más potentes y mucho más caros. Sin embargo, si bajamos un escalón y lo enfrentamos con el Tiguan o el XC60, el Ford Edge ofrece por un precio similar o incluso menor más espacio y equipamiento.

La marca ya acepta pedidos y las primeras unidades del Ford Edge llegarán a los concesionarios españoles a finales del mes de mayo.

Precios del Ford Edge en España (sin descuentos ni promociones):

Ford Edge 2.0 TDCi 180 CV Manual Trend: 43.425 euros.

Ford Edge 2.0 TDCi 180 CV Manual Titanium: 46.425 euros.

Ford Edge 2.0 TDCi 180 CV Manual Sport: 47.925 euros.

Ford Edge 2.0 TDCi 210 CV PowerShift Titanium: 50.425 euros.

Ford Edge 2.0 TDCi 210 CV PowerShift Sport: 51.925 euros.

Todas las variantes incluyen de serie el sistema de tracción inteligente de Ford.

Prueba Ford Edge (13)27
El color naranja le sienta especialmente bien al Ford Edge.

El diseño es, sin duda, algo subjetivo y habrá a quien no le guste una estética tan rotunda como la del Ford Edge. No me cuento entre ellos, ya que encuentro en el Edge un producto muy atractivo estéticamente, algo diferente a lo que vemos habitualmente, y es que la nueva propuesta de la firma americana es, precisamente, eso, muy americana.

Donde más se deja notar su origen es en la parte frontal, ya que cuenta con una imponente parrilla de forma hexagonal que, por cierto, veremos próximamente en el Kuga. Además, luce con orgullo el logo de Ford, siendo, probablemente, una de las insignias de mayor tamaño que puedas encontrar en un vehículo. El agresivo aspecto del frontal queda bien marcado por la firma luminosa de las luces LED de circulación diurna y los abultados pasos de rueda, que dan cobijo  a unas enormes llantas de aleación de 19 o 20 pulgadas.

En la vista lateral, el Ford Edge suaviza sus líneas y se acerca más al gusto europeo, gracias, entre otras cosas, a la inclinación de la luna, tanto trasera como delantera, que le confiere un aire más dinámico y elegante al conjunto. En la zaga, el nuevo SUV de Ford cuenta con unas ópticas de diseño atractivo y que incorporan tecnología LED.

El acabado tope de gama, el Sport, cuenta con una serie de detalles específicos que lo diferencian, como la parrilla y las llantas en color negro o las salidas de escape integradas en el parachoques trasero. Además, a finales de año llegará una variante Vignale que incluirá, entre otras cosas, unas llantas cromadas de 20 pulgadas.

El Ford Edge mide 4,8 metros de largo, 1,9 metros de ancho y 1,7 metros de alto.

Marcos Diego

Marcos Diego

Creció en un Lancia Delta, su primer coche fue un Alfa Romeo 156 y ahora conduce un Fiat Stilo. Hasta que llegue el momento de su inevitable marcha para sustituir a Sergio Marchionne a los mandos del gigante turinés, disfrutamos de él en Autocasión.

1 Comentario

jcl 9 mayo, 2016

majestuoso,superlativo,precioso……para mi gusto le da sopas con honda a un mismisimo Q5 por muy audi que sea……menudo cacharro que pena de euromillon.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...